VIERNES, 12 DE AGOSTO DE 2011
Difícil coyuntura

A un año del comienzo del gobierno de López Obrador, usted cree que hemos mejorado en...
Economía
Seguridad
Ambas
Ninguna de las dos



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• ¿EL T-MEC está muerto?

Arturo Damm
• De mal en peor

Manuel Suárez Mier
• ¿Cómo se acaba la pobreza?

Arturo Damm
• Outsourcing

Luis Pazos
• AMLO: los buenos y los malos

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Ricardo Valenzuela
• ¿Son los EU abanderados del capitalismo salvaje?


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Isaac Katz







“Sí, fue una semana espantosa. Y México, ¿qué?”


No cabe duda que la semana pasada fue horrible, recordando los peores momentos de la crisis que se desató en septiembre del 2008 cuando quebró Lehman. Un rápido repaso de lo que le sucedió a las bolsas de valores en esta semana: Standard & Poor -7.19%; Dow Jones -5.75%; Nasdaq -8.13%; Bovespa -9.99%; Bolsa Mexicana -6.39%; FTSE -9.97%; Dax -12.89%; CAC -10.70; FTSE Italia -12.61%; Nikkei -5.42%; Hang Seng -6.69% y Shangai -2.79%.

Para seguir con las malas noticias, la situación de la deuda de varios países europeos se agrava a cada momento. Ya no sólo son los países de la periferia (Grecia, Portugal e Irlanda) los que se encuentran en graves problemas. Ahora está presente la duda, muy sustentable, de que Italia y España también pueden caer en un problema para conseguir el financiamiento de su déficit fiscal, lo que se tradujo en que para ambos países las tasas de interés sobre sus valores gubernamentales se fueron por arriba del 6%, más de 400 puntos base por sobre la tasa del bono alemán, lo que pone en duda que se pueda mantener el arreglo monetario europeo, más aun cuando existe la fundada sospecha de que los fondos de cobertura están atacando el Euro, de manera similar al ataque contra la libra esterlina a finales de la década de los setenta del siglo pasado.

Finalmente, se materializó la advertencia que había hecho la agencia calificadora de valores Standard & Poor, al degradar los bonos del Tesoro estadounidense de mediano plazo de AAA a AA+ con perspectiva negativa, hecho que puede introducir un elemento adicional que se traduzca en mayor volatilidad de los mercados financieros internacionales, mayores tasas de interés y una mayor desaceleración del crecimiento económico mundial.

Sí, fue una semana espantosa. Y México, ¿qué?

Aunque es cierto que no existe un significativo problema de déficit fiscal ni uno de deuda pública, que existe una sólida posición de reservas internacionales y que la inflación está relativamente controlada, la economía mexicana no está aislada de la turbulencia financiera internacional (como se vio con lo que pasó en el mercado de valores y en el mercado cambiario), pero más aun de estos fenómenos de carácter financiero, la economía mexicana sí sigue siendo muy vulnerable ante la desaceleración del crecimiento económico mundial, particularmente el de la economía estadounidense, por la estrecha relación que existe entre ambas economías.

En el actual escenario económico mundial, con las economías europeas y japonesa prácticamente estancadas y con la desaceleración que ya se registró en la economía estadounidense, hecho que se puede agravar con lo que sucedió en los mercados financieros la semana pasada y que se espera continúe al menos en el corto plazo, la economía mexicana también ya experimentó una desaceleración del crecimiento y se ve como difícil que se logre para todo el año una expansión por arriba del 4%. Más aun, si ante la turbulencia financiera internacional y los problemas de deuda de los países europeos, se presenta el fenómeno de la “doble recesión”  (el double dip o W), la economía mexicana podría también experimentar una mayor y significativa desaceleración.

Nos enfrentamos a una difícil coyuntura económica mundial y, como sucedió en 2009, las consecuencias de corto plazo pueden ser muy graves. La vulnerabilidad de la economía mexicana, explicada en gran medida por la debilidad estructural que nos aqueja es, finalmente, el costo que estamos pagando por muchos años de inamovilidad política.

• Problemas económicos de México • Finanzas internacionales • Crisis / Economía internacional • Estados Unidos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus