JUEVES, 6 DE OCTUBRE DE 2011
Conclusiones y notas sobre la publicación del Reporte sobre la Libertad Económica en México

A un año del comienzo del gobierno de López Obrador, usted cree que hemos mejorado en...
Economía
Seguridad
Ambas
Ninguna de las dos



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Cómo se acaba la pobreza?

Arturo Damm
• Outsourcing

Luis Pazos
• AMLO: los buenos y los malos

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Ricardo Valenzuela
• ¿Son los EU abanderados del capitalismo salvaje?

Arturo Damm
• Las expectativas

Isaac Katz
• Un pésimo año


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Carlos Peláez







“México aun presenta fuertes trabas en su sistema institucional que le impiden crecer sostenidamente y alcanzar los niveles de desarrollo que podría alcanzar.”


Un individuo posee libertad económica cuando la propiedad adquirida sin el uso del fraude o la fuerza está protegida de la invasión de terceros, y cuando es libre de usar, intercambiar o regalar su propiedad, siempre y cuando al hacerlo no viole los mismos derechos de terceros. Entendida de esta manera, la libertad económica es una característica indispensable para el desarrollo de cualquier sociedad. Sin libertad económica, los incentivos de los individuos de producir e innovar se ven distorsionados y perjudicados ante los obstáculos impuestos directa o indirectamente por gobiernos y grupos de poder.

En México, los obstáculos y restricciones a la libertad económica han estado presentes constantemente y han perjudicado el actuar de la vida cotidiana del mexicano durante toda su historia moderna. 

En el margen de la presentación del Índice de Libertad Económica, publicado por el Fraser Institute, en colaboración con varias instituciones alrededor del mundo, es importante hacer un análisis y generar algunas conclusiones sobre los avances y retrocesos que México ha tenido en materia de libertad económica.

El índice buscan medir cuantitativamente los principales componentes que determinan la libertad económica, siendo estos la elección personal, el intercambio voluntario, la libertad de competencia, además del respeto a la los derechos de propiedad bien definidos. La evidencia empírica es muy representativa: países con mayores niveles de libertad económica, poseen mayores niveles de desarrollo y bienestar.

En el Índice general México ocupa el lugar 75 dentro de un universo de 141 países y su calificación ha oscilado entre el 6.5 y el 7.0 durante la historia del índice.Haciendo un análisis del desarrollo histórico de la libertad económica en México destacan dos puntos; en primer lugar, México ha logrado avances importantes en lo que a apertura comercial y a acceso a una moneda sana se refieren. En segundo lugar, México no ha logrado hacer las reformas necesarias para diseñar instituciones que favorezcan y sean congruentes con la libertad económica.

Los avances:

Mediante una mayor apertura, los mexicanos pueden acceder y competir en un mercado global, multiplicándose exponencialmente las posibilidades de consumo y oferta. Los mexicanos ahora tienen acceso a una gama de productos y servicios mucho mayor, favoreciendo el poder de decisión de los consumidores y limitando, por ende, el poder de gobiernos y corporaciones. La entrada a un mercado de competencia global, permitió a los mexicanos favorecer la división del trabajo y el aprovechamiento de las ventajas comparativas de cada productor, impulsando una constante reasignación de los recursos en sus usos más productivos, competitivos y mejor pagados.

Por otro lado, el acceso a una moneda sana y la estabilidad macroeconómica han derivado en que hoy la cultura del empresario ya no es de volatilidad y de crisis cambiarias; los negocios poseen ese activo invaluable de poder realizar un cálculo económico y de enfocar sus decisiones en la operatividad de su empresa o actividad, y no en los altercados del patrón de valor. Este es un avance importantísimo y es la primera piedra de todo sistema productivo que busca crecer y generar oportunidades para vivir mejor.

Los retrocesos y estancamientos:

Sin menospreciar los avances aludidos, México aun presenta fuertes trabas en su sistema institucional que le impiden crecer sostenidamente y alcanzar los niveles de desarrollo que podría alcanzar. En palabras de Luis Foncerrada, para crecer se requiere de inversión y sin libertad económica es simplemente imposible aumentar los niveles de inversión.

Los obstáculos a la Libertad económica y a la inversión han sido una de las principales características del sistema mexicano y se han presentado una y otra vez en el sistema institucional mexicano en la forma de incertidumbre jurídica, mercados laborales regulados e inflexibles, control de precios, tramites burocráticos excesivos, y un sin número de medidas adicionales que generan costos añadidos a la acción humana y al esfuerzo de cada mexicano de prosperar.

No es de extrañar que precisamente en el Índice que mide la eficiencia del Sistema Jurídico y la defensa de los derechos de propiedad, México obtiene su peor calificación y ha retrocedido a lo largo del desarrollo del índice. Sin una buena defensa y una asignación eficiente de los derechos de propiedad el sistema económico simplemente no puede operar; millones de oportunidades de negocios e inversión se pierden; y los incentivos del emprendedor se hunden.

Es indispensable traducir estos retos a políticas públicas y realizar una reingeniería de las instituciones que rigen el sistema político, social y económico en México para alinearlas a las necesidades de todo mexicano libre, responsable y sin privilegios de ningún tipo.

• Libertad económica • Reformas estructurales • Problemas económicos de México • Reforma judicial

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus