VIERNES, 7 DE OCTUBRE DE 2011
Quiénes y por qué bloquean reformas para crecer

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“Muchos de los que hablan de la necesidad de crecer y crear empleos, son quienes bloquean esas reformas, bajo la lógica de que entre más dañe la crisis internacional este año y el siguiente la economía de México, será más fácil para cierto candidato conquistar la Presidencia.”


El Presidente Felipe Calderón en un evento en la Bolsa Mexicana de Valores pidió al Congreso por enésima vez que aprobaran las reformas para enfrentar mejor el menor crecimiento internacional, que implicará para México menos empleos.

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, también habló de la importancia de aprobar esas reformas, que ya  Salinas y Zedillo las consideraban necesarias, y que desde que participé en el Congreso en el período 2000-2003, ya le pedíamos al PRI y al PRD que las aprobaran por el bien del país.

Las reformas a que aludo están “sobre diagnosticadas”, cualquier legislador o político que se precie de conocer la situación económica nacional e internacional, sabe que son una prioridad para que México pueda competir por los escasos capitales que se moverán, en lo que resta de este año y el siguiente, para mantener niveles de inversión que aseguren más empleos y crecimiento.

Con la actual legislación laboral, enfocada más a defender monopolios y grandes sindicatos, que a la creación de empleos, es difícil competir por la inversión en un mundo globalizado. Con la legislación energética vigente es fácil vaticinar que en unos años importaremos petróleo y PEMEX, en lugar de ser un apoyo de las finanzas públicas, será una carga para los mexicanos, aunque continúe siendo un paraíso para contratistas y partidos que lucran con esa paraestatal.

Paradójicamente, gobernadores y precandidatos del PRI a la Presidencia, que hablan de la necesidad de crecer y crear empleos, son quienes han instruido a los legisladores de su partido para que bloqueen esas reformas, bajo la lógica de que entre más dañe la crisis internacional este año y el siguiente la economía de México, será más fácil para el candidato priísta reconquistar la Presidencia.

Está claro que el mandato político del PRI a sus legisladores desde hace una década es, como lo demuestro en el libro ¿Quién manda en México?, bloquear la reforma laboral, la energética y la fiscal, pues aunque mejorarían la economía de México, generando más empleo y crecimiento, según los mandos priístas, esas mejoras le harían más difícil a su partido retomar el poder.

• Reformas estructurales • PRI • Elecciones México 2012

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus