Pesos y contrapesos
Oct 12, 2011
Arturo Damm

Lo que le falta al MIDE

Explicar la función coordinadora del mercado es lo que le falta al MIDE. Mientras no lo haga estará incompleto. Esperemos que pronto se corrija este defecto y que el MIDE sea mejor de lo que ya es.

El Museo Interactivo de Economía, MIDE, es una buena opción para, didácticamente, aprender los principios de la economía, y debe dar gusto el que una institución así abra sus puertas, ya desde hace años, en la Ciudad de México. Visitar los tres pisos de “exposición” resulta una experiencia agradable y aleccionadora, sobre todo porque lo que allí se “expone” resulta, en términos generales, sensato (lo cual quiere decir: a favor de la economía de mercado).

Sin embargo, hay algo, fundamental para la correcta comprensión de la economía, que le falta al MIDE, como de hecho falta, en términos generales, en la enseñanza de la economía en las aulas universitarias. Me refiero al tema de cómo el mercado, es decir los intercambios voluntarios entre productores, oferentes y vendedores, de un lado, y consumidores, demandantes y compradores, del otro, hace posible el orden espontáneo hayekiano (que no hay que confundir con la mano invisible smithiana), por medio del cual se llevan a cabo, entre otras cosas, los complejos procesos de producción de todas las mercancías que se nos ofrecen a los consumidores en los mercados. Dichos procesos de producción son, siguiendo la terminología usada por el filósofo escocés Adam Ferguson, el resultado de la acción humana, pero no del diseño humano: no hay alguien capaz de diseñar, de la A a la Z, los procesos de producción de los bienes y servicios que hoy se ofrecen a los consumidores y, sin embargo, pese a que no existe ese diseño, los consumidores encontramos en los mercados cualquier cantidad y variedad de mercancías.

El ejemplo clásico de lo anterior, bien conocido por los liberales, y retomado por Milton y Rose Friedman en su libro Libertad de elegir, es el texto de Leonard E. Read, titulado Yo lápiz (que se puede leer es este mismo sitio, aquí), en el cual se explica de qué manera se lleva a cabo el proceso de producción de los lápices, proceso que es el resultado de la acción humana, pero no del diseño humano, desde el momento en el cual no hay un solo ser humano con todos los conocimientos, y todas las habilidades, necesarios para poder producir un lápiz de la A a la Z, de tal manera que dicha producción es el resultado de las aportaciones de todos aquellos que tienen una parte de las habilidades y conocimientos necesarios para producir un lápiz, aportaciones que deben coordinarse de alguna manera un tanto cuanto misteriosa, desde el momento en el que ese proceso, el de la producción del lápiz, no es resultado del diseño humano. Entonces, ¿cómo se lleva a cabo? Por medio del mercado, es decir, a través de los intercambios entre oferentes y demandantes, intercambios por los que se coordinan, sin que nadie los coordine, los agentes económicos. Para mayores detalles léase Yo lápiz.

Explicar la función coordinadora del mercado es lo que le falta al MIDE. Mientras no lo haga estará incompleto. Esperemos que pronto se corrija este defecto y que el MIDE sea mejor de lo que ya es.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Más de 10,000 muertes por Covid-19 en México y la curva sigue en fase ascendente. El INEGI estima con su ETOE en 12 millones el número de personas que han perdido su trabajo, ¿se debe seguir manteniendo la economía cerrada?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• El bien vs el mal
Arturo Damm
• 12.5 millones
Krishna Avendaño
• Desesperación en el imperio
Arturo Damm
• Desconfianza
Arturo Damm
• Visión panorámica