LUNES, 2 DE ENERO DE 2012
Más adivinanzas para 2012

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Arturo Damm
• Empresarios

Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

Manuel Suárez Mier







“Termino esta breve serie de tres artículos de reflexiones y adivinanzas con algunas pinceladas de lo que creo que va a ocurrir en este año.”


Termino esta breve serie de tres artículos de reflexiones y adivinanzas con algunas pinceladas de lo que creo que va a ocurrir en este año, en el entendido que soy de los que opinan que los economistas no estamos capacitados para hacer predicciones y que la economía de ninguna manera incluye vaticinar un futuro en esencia incierto.

El gran economista Frank Knight, que lamentable ya no daba clases cuando fui a la Universidad de Chicago, pero cuya decisiva influencia perduró por muchos años, aclaró la diferencia entre riesgo e incertidumbre. Riesgo lo definió como la probabilidad medible de que algo va a ocurrir –como la probabilidad de que te caiga un rayo-, mientras que la incertidumbre es el tipo de riesgo que no es medible.

La debacle financiera que sufrió el mundo en 2008 no se debió a que fallara la economía clásica como muchos concluyeron, sino a que se violaron algunos de sus principios básicos, como intentar asegurar la incertidumbre, que no es mensurable, mediante la creación de derivados financieros cuyo riesgo era desconocido.

Por ello, los comentarios siguientes incluyen algunas adivinanzas, no pronósticos:

  1. El euro sobrevivirá pero quedará maltrecho. En los últimos días dos cosas han quedado claras. Primero, el Banco Central Europeo ha abierto la espita del crédito sin límite a los bancos comerciales del área, con lo que éstos pueden adquirir instrumentos de deuda soberana, forma indirecta de ofrecerles liquidez a los gobiernos con problemas financieros, lo que no viola la letra de sus estatutos que prohíben prestarles directamente pero sí su espíritu. Segundo, que la cotización del euro, que se había mantenido fuerte a pesar de las vicisitudes de sus países usuarios, cayó de manera importante como tenía que suceder tarde o temprano.
  2. La permanencia del euro en el mediano y largo plazos requerirá de un desendeudamiento muy apreciable tanto de los gobiernos (Grecia, Portugal e Italia) como de los ciudadanos (España e Irlanda) que tienen niveles de pasivos intolerablemente elevados. Ello llevará a nuevas medidas de austeridad y a la venta de activos, lo que sólo exacerbará la recesión que ya se propaga por Europa.

  3. El nuevo gobierno español de Mariano Rajoy tendrá un primer año de horror. Se acaba de anunciar que el nivel del déficit público para 2011 está cerca del 8% del PIB, dos puntos porcentuales arriba del nivel acordado con la Unión Europea, lo que requerirá nuevas medidas de austeridad para alcanzar la meta acordada para 2012 (déficit/GDP = 4.4%), a pesar de que el desempleo es del 23% de la fuerza laboral. La duda es si tal ajuste será posible con las calles llenas de “indignados.”

  4. El maquillaje ayuda a ocultar ciertas realidades en el corto plazo pero tarde o temprano las verdades afloran, como es el caso hoy de Brasil. Después de mucho cacarear su milagro económico, cuya realidad algunos cuestionamos de tiempo atrás, hoy queda en evidencia que su economía está estancada (la tasa de crecimiento fue negativa en el tercer trimestre de 2011), que sufre serias presiones inflacionarias y que su tasa de desempleo es elevada y creciente. El boom petrolero que se anunciaba, puede quedarse en ilusión ante la sobrerreacción nacionalista del gobierno frente a una fuga menor de crudo en un campo submarino profundo explotado por una empresa extranjera, lo que puede sembrar la desconfianza en futuros inversionistas. 2012 será un año difícil para Brasil.

  5. En México las cosas van mejor de lo que mucha gente piensa, salvo en el tema de la seguridad pública. La economía está creciendo bien, 5.5% en el tercer trimestre del año pasado, la inflación está controlada y el desempleo es el menor entre los principales países de América Latina, y sigue cayendo. Quizá la tendencia más importante que se fortalecerá en este año, es la ganancia en competitividad de los productores mexicanos frente a los chinos en el mercado de Estados Unidos. Así, en el 2012 seguiremos incrementando nuestra participación en ese mercado.

  6. La elección presidencial de noviembre en EU debiera ganarla los republicanos dada la crítica situación de la economía, pero no se puede descartar la reelección de Barack Obama. Ello se debe a que es posible que se lance como candidato independiente el diputado Ron Paul, quien hoy es uno de los contendientes por la nominación republicana, pero no parece dispuesto a apoyar al ex gobernador Mitt Romney quien se perfila como el más probable candidato. Paul le quitaría votos a Romney, como lo hizo Ross Perot en 1992 con George Bush padre, dándole la victoria a Bill Clinton.

Con estas pinceladas contrastantes, aprovecho la ocasión para desearles un feliz 2012 a todos mis lectores y amigos.

• Problemas económicos de México • Crisis / Economía internacional • América Latina • Crisis europea • Elecciones EU2012

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus