VIERNES, 6 DE ENERO DE 2012
El estado de la libertad en México: Comercio internacional

¿Usted cree que es una buena idea que sean Pemex y la Secretaría de Energía quienes construyan una refinería?
No
No sé



“Si se viola una ley injusta lo único que se viola es esa ley, no algún derecho de alguien. Por el contrario, si se viola una ley justa se viola la ley y algún derecho de alguien.”
Othmar K. Amagi

Isaac Katz







“El objetivo del comercio internacional son las importaciones. El bienestar de los consumidores es mayor si los bienes que consumen los pueden adquirir de oferentes que los pueden producir a un costo menor, es decir de aquellos productores que gozan de ventaja comparativa. Lástima que haya que pagar por esas importaciones y de allí la necesidad de exportar.”


El objetivo primario de la política pública, en particular la política económica, debe ser generar las condiciones para que se maximice el bienestar de los consumidores. Todos, independientemente de nuestra fuente de ingreso, somos consumidores y para poder maximizar nuestro bienestar y el de nuestra unidad familiar cercana, debemos ser libres para decidir cómo asignar nuestro ingreso entre los diferentes bienes que deseamos consumir así como tener la libertad de a quién adquirírselos, sean estos productores nacionales o extranjeros. Por esto mismo, una de los elementos esenciales de la libertad económica es que la economía en su conjunto se desenvuelva en un contexto de libre comercio internacional.

Cuando los consumidores pueden elegir entre productores nacionales o extranjeros, la competencia que enfrentan las empresas nacionales las induce a producir de forma más eficiente, con menores costos y, simultáneamente con una mayor productividad derivada de la introducción de cambios tecnológicos. Ello se refleja en que los consumidores van a tener a su alcance una mayor diversidad de bienes, de mayor calidad y a un menor precio que lo hubiesen enfrentado de no haber existido esta competencia proveniente del exterior.

Así, el objetivo del comercio internacional son las importaciones. El bienestar de los consumidores es mayor si los bienes que consumen los pueden adquirir de oferentes que los pueden producir a un costo menor, es decir de aquellos productores que gozan de ventaja comparativa. Lástima que haya que pagar por esas importaciones y de allí la necesidad de exportar.

Sin embargo, el proceso mismo de exportación se promueve con el libre comercio internacional ya que la eliminación de barreras a las importaciones suprime también, simultáneamente, el sesgo en contra de las exportaciones que genera el proteccionismo comercial, ya que los impuestos a las importaciones son equivalentes a los impuestos a las exportaciones. Así, el que la economía se desenvuelva en un contexto de libre comercio internacional permite que internamente se aprovechen las ventajas comparativas que se poseen, resultando en un proceso dinámico de exportaciones.

Sin duda, este es uno de los renglones entre los elementos que componen la libertad económica en dónde más se ha avanzado en México. Con los diferentes tratados de libre comercio que México ha firmado, aunado a la más reciente desgravación arancelaria para las importaciones provenientes de países con los cuales no se tienen un acuerdo comercial, la economía mexicana es una de las más abiertas del mundo y el beneficiado ha sido claramente el consumidor.

Otros beneficiarios de la apertura comercial son los trabajadores empleados en empresas que enfrentan la competencia internacional. Dado que para poder competir frente a productores extranjeros las empresas nacionales requieren producir con tecnologías de producción más modernas, este cambio tecnológico se ha traducido en una mayor productividad factorial, derivando en un mayor salario de los trabajadores. Así, se estima que el salario pagado en las empresas que enfrentan la competencia externa es, en promedio, casi 30% superior que el salario pagado en empresas aisladas de la competencia.

Finalmente una nota precautoria. A pesar de las significativas ganancias en el bienestar de los mexicanos derivada de la apertura comercial, en muchas ocasiones existe la tentación entre algunos políticos para introducir barreras al comercio internacional para proteger y favorecer a las empresas nacionales. Esto sería sin duda un grave error. Inclusive podríamos decir que el libre comercio internacional debe ser una de los principales estandartes de cualquier movimiento político, incluidos los de izquierda.

• Liberalismo • Globalización / Comercio internacional • Libertad económica • Competencia

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus