LUNES, 16 DE ENERO DE 2012
Norcorea, monarquía republicana, popular hereditaria, dictatorial democrática, represiva y amorosa

¿Usted cree que la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Fernando Amerlinck







“«Gran sabiduría. Paz. Desarrollo económico, político, social y cultural. Legado de suma importancia.» Preguntaron en el radio a Alberto Anaya, del PT, por qué declarar algo así. Respondió, entre otras cosas: «Norcorea nunca nos ha invadido ni nos quitó la mitad del territorio.»”


El Partido del Trabajo siempre cobijó a López Obrador, antes de que el PRD, partido pródigo, regresara al redil pejista, a cuya voluntad tuvo que plegarse. El PT es del Peje, más que el chuchista, contradictorio y remilgoso PRD. El mismo PT que lo arropó en sus años de “legítimo” ostentó así su amor por el monarca marxista de Norcorea:

“El Partido del Trabajo de México lamenta el sensible deceso de nuestro camarada Kim Jong Il, líder del pueblo de Corea del Norte, y quien con gran sabiduría condujo a los norcoreanos por el camino de la paz y el desarrollo económico, político, social y cultural. Sus aportaciones son, sin duda, un legado de suma importancia para todos los pueblos que buscan su liberación de las cadenas del capitalismo salvaje, siguiendo el ejemplo de su padre Kim Il Sung, fundador de la República Popular Democrática de Corea, quien hasta el último aliento luchó por un mejor país. Reconocemos en ellos su liderazgo y su fortaleza para conducir los destinos de su gran nación. Descanse en paz.”

Textual: Gran sabiduría. Paz. Desarrollo económico, político, social y cultural. Legado de suma importancia. Preguntaron en el radio a Alberto Anaya, del PT, por qué declarar algo así. Respondió, entre otras cosas: Norcorea nunca nos ha invadido ni nos quitó la mitad del territorio. Textual.

La página oficial de Norcorea gime así por Kim:

“Nuestro líder tenía el más grande corazón latiendo por toda Corea; siempre cuidó del pueblo con perenne y eterno amor, y cargó todo el amor rebosando de su corazón por el pueblo de Corea, y tomó toda la carga dentro de su pecho. Nuestro líder tenía sin par coraje y bravura y tomó sobre sí toda preocupación por Corea, mientras desparramaba su amor por la República de Corea desde su propio corazón. Finalmente el cuerpo mortal no pudo competir con la presión de la cotidiana lucha que nuestro líder ejercía cada día y cada hora, a veces perdiendo el sueño y sin atender su propia salud, por cuidar siempre al pueblo que tanto amaba, y al final, se le rompió el corazón.”

Textual. Tan amorosa definición de un infarto hizo que la pantalla de mi Mac se mojara con lágrimas norcoreanas. Doy por bien sufrido el daño, porque ya entendí qué es una república amorosa.

Va contexto. Fundó la dinastía Kim Il-sung, Gran Líder Paternal (1912-1994). Hacía florecer con su ideología las flores del campo (lo dice un libro sobre él) y es Presidente Eterno de la República Popular Democrática de Corea: eso dice su Constitución. (Correlato tropical: Chávez reserva una silla vacía a Simón Bolívar.) Su hijo Kim Yong-il (1942-2011) fue tan, pero tan único (lo dice la propaganda), que al nacer surgió una nueva estrella en el cielo (no dicen que nació en un pesebre); surgió un doble arcoiris, y se hizo primavera de repente. En 1994 jugó 18 hoyos de golf con 38 bajo par, hizo 5 hoyos de un golpe, y compasivamente se retiró del deporte para no humillar a jugadores peores que él.

Algunos llamarían a eso kitsch; otros chic; otros lloraron a moco tendido en una sonora orgía nacional de lágrimas en las plazas públicas. Ya su hijo Kim Jong-un reemplaza democrática-hereditariamente al padre.

¿Y los indudables logros que llora el PT?

En Norcorea las carreteras están vacías; la ciudad fronteriza de Kijong-Dong es desde 1950 escenografía de edificios altos pero vacíos, sin vidrios ni ventanas; no hay turismo; no hay electricidad. Vale la pena ver una foto nocturna de la península coreana aquí.

Hay un reportaje asombroso. Ese gobierno alquila mano de obra esclava. En el sur de Siberia hay campos de leñadores norcoreanos que están 3 a 10 años, sin familia, casi cero sueldo, en condiciones infrahumanas como las de Norcorea: culpa de Estados Unidos, según los capataces norcoreanos. (Qué raro; ¿otro estado fallido habrá dicho algo así?)

El reportaje (http://www.vice.com/vice-news/north-korean-labor-camps-part-1) es del canadiense Shane Smith, a quien tocó en suerte presenciar el 20 de agosto de 2011 una reunión entre Kim Yong-il y el presidente ruso Dmitry Medvedev en Blagoveshchensk, ruta del Transiberiano cercana a los campos norcoreanos de Tynda y Tutaul. ¿Habrán acordado exportar más esclavos a ese mismísimo lugar? Las divisas sostienen un ejército con capacidad nuclear de 1 millón de soldados…

Los textos norcoreanos enseñan a los niños que Kim Yong-il ¡no producía orina ni heces! Con tan angélico metabolismo, pudo gastar 850,000 dólares en cognac Hennessy entre 1993 y 1994, pero ese alcohol no logró evitar entre 1995 y 1997 una hambruna que mató a entre un 5% y un 10% de su pueblo (llegaron al canibalismo). Para remediar el hambre importó de Alemania 12 conejos gigantes para que se reprodujeran como los conejos saben; pero en su cumpleaños se le antojaron y los conejotes se acabaron. No así las langostas, que le llevaban en avión a su tren blindado.

Ya no hablo de cómo reprimió a sus adversarios, y a sus padres e hijos, porque según Kim el virus de la criminalidad abarca tres generaciones.

Habrá que preguntar a López Obrador qué opina de cómo apoya su PT al que “condujo a los norcoreanos por el camino de la paz y el desarrollo económico, político, social y cultural”. Quisiera saber qué opina de esa república tan amorosa. Y si sabe que en la misma semana que Kim murió el grandioso checo Václav Havel, por quien no lloró su partido. O si de plano sabe quién fue Havel. Y qué hizo.

• Kim Jong-il • Totalitarismo • PRD • Corea del Norte

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus