LUNES, 23 DE ENERO DE 2012
Las cuatro preguntas

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El caso de Vázquez Mota es el caso de todos los candidatos que, dada la peculiar manera de operar de la democracia electoral, convertida en mercado electorero, prometen ser, no solamente gobernantes, sino desde ángeles de la guarda hasta hadas madrinas.”


No hay manera de darle la vuelta a la escasez, al hecho de que no todo alcanza para todos, menos en las cantidades que cada uno quisiera, independientemente de que sea provisto por la empresa privada o el gobierno. Lo anterior quiere decir que cada vez que un político en campaña propone esto o aquello hay que preguntarle, con relación a lo propuesto, lo siguiente: 1) ¿Quién gana?; 2) ¿Quién pierde?; 3) ¿Cuánto cuesta?; 4) ¿Quién paga? ¿Cuántos políticos son capaces de responder, si no con exactitud, por lo menos de manera aproximada?

Hace unos día, en su cuenta de Twitter, Josefina Vázquez Mota escribió lo siguiente: “Propongo ampliar de 7 a 14 millones el número de becas para estudiantes”. Lo que propone Vázquez Mota no es una friolera: ¡aumentar en cien por ciento el número de becas! Ante tal propuesta (y ante cualquier otra, de ella o de cualquier otro candidato), hay que hacer las cuatro preguntas: ¿quién gana?, ¿quién pierde?, ¿cuánto cuesta?, ¿quién paga?

¿Quién ganaría con aumentar en cien por ciento el número de becas para estudiantes? Los estudiantes becados. ¿Quién perdería con ese aumento, partiendo del hecho, ojo: HECHO, de que todo eso cuesta? Aquellos otros que se beneficiarían de ese gasto gubernamental y que ahora, por destinarse esos recursos al otorgamiento de más becas, no se usarán para su beneficio (lo dicho: no todo alcanza para todos, y menos en las cantidades que cada uno quisiera), al menos que el gobierno decida obligar a los contribuyentes a entregarle una mayor parte del producto de su trabajo para, con la diferencia entre lo que cobraba de impuestos y lo que ahora cobra, ¡sin necesidad de algún recorte presupuestario!, pagar las nuevas becas. En tal caso quienes pierden son los contribuyentes. ¿Cuánto costará un cien por ciento más de becas? Hay que hacer las cuentas, pero a ojo de buen cubero por lo menos un cien por ciento más de lo que cuesta hoy el otorgamiento de becas. ¿Quién pagará? Hoy, mañana o pasado mañana, de una u otra manera, los contribuyentes (por lo que el otorgamiento de cien por ciento más de becas supone que el gobierno haga caravana con sombrero ajeno, tal y como la hace cada vez que le quita a unos para darle a otros).

El caso de Vázquez Mota no es único. Es el de todos los candidatos que, dada la peculiar manera de operar de la democracia electoral, convertida en mercado electorero (¿hay manera de evitar tal conversión?), prometen ser, no solamente gobernantes, sino desde ángeles de la guarda, y como tales preservarnos de todos los males, hasta hadas madrinas, y por ello concedernos todos los bienes, políticos ángel de la guarda y hada madrina a quienes debemos preguntarles, con relación a todas sus promesas, ¿quién gana?, ¿quién pierde?, ¿cuánto cuesta?, ¿quién paga? ¿Sabrán la respuesta? Y si no la saben, ¿no están prometiendo de manera irresponsable, ciertos de que el final de cuentas allí están los contribuyentes para hacerlos pagar?

• Populismo • Elecciones México 2012

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus