LUNES, 28 DE MAYO DE 2012
Jóvenes universitarios: Socialismo en una sola lección

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“La barrera infranqueable del ejercicio de los derechos de cada cual deben ser los derechos de los demás, que nos imponen el deber de respetarlos, deber que debemos asumir libremente. El que no todos estén dispuestos a asumirlo es la razón de ser del Estado.”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• La notoria Greta

Arturo Damm
• Desconfianzas

Luis Pazos
• Ejército: caudillista o constitucional

Arturo Damm
• Inversiones, mal

Ricardo Valenzuela
• Coup d’etat financiero mundial (II)

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Isaac Katz
• ¿Y ahora?


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“Desprecian al viejo PRI aparentemente, pero sin querer, apoyan a lo peor de ese viejo PRI.”


Está de moda que algunos universitarios (ojo, algunos, no los universitarios) hagan marchas en contra de Peña Nieto. Gritonean, lanzan majaderías y hasta agreden a medios de comunicación. Y últimamente hasta rompen vidrios de camionetas del candidato Peña (hasta el momento no está claro si fueron estudiantes quienes realizaron este acto vandálico). Desprecian al viejo PRI aparentemente, pero sin querer, apoyan a lo peor de ese viejo PRI, pues la mayoría de estos universitarios están a favor abiertamente de López Obrador (se caracterizan por ponerse máscaras de Salinas), quien, deberían recordar, representa a lo más rancio del populismo priista, ese que de no haber llegado al poder los tecnócratas, tendrían al país sumido en la más paupérrima miseria (los pobres no serían 50 sino 100 millones, la clase media no existiría, y los ricos serían los que trabajan en el gobierno, como en los regímenes socialistas), y con una total ausencia de libertades políticas y económicas esenciales.

Como parece estar de moda hoy día ser estudiante con filosofía socialista proveniente de colegio privado (yo pensé que eso era exclusivo de los colegios del gobierno), les recuerdo a estos estudiantes una reflexión.

Una amiga me reenvió un correo anónimo hace unos días, una reflexión sobre la filosofía socialista. Dicha reflexión es sencilla y simple, pues expone muy bien la perversión socialista. Sería bueno que lo lean los políticos, pues en ellos domina la filosofía socialista en particular del PRI y del PRD que desean impuestos progresivos, quitarle riqueza a los más productivos para regalársela a los más flojos y menos productivos.

Ojalá este artículo también lo lean los socialistas que quieren expulsar a las empresas mineras productivas de las zonas huicholes, de Wiricuta en particular (hasta conciertos organizan), dizque para “preservar sus tradiciones”. Por ese tipo de mentalidad socialistoide es que en México aún es alta la pobreza. Se piensa en redistribuir riqueza antes de generarla. Se desprecia al capitalismo, ahí se quedarán con sus rituales y miseria si se salen con las suyas.

Lea el lector con atención la siguiente reflexión:

Una universitaria cursaba el último año de sus estudios. Como suele ser frecuente en el medio universitario, la chica pensaba que era de izquierda y, como tal, estaba a favor de la distribución de la riqueza. Tenía vergüenza de su padre, un empresario exitoso. Él era de derecha y estaba en contra de los programas socialistas. La mayoría de sus profesores le habían asegurado que la de su papá era una filosofía equivocada.

Por lo anterior, un día ella decidió enfrentar a su padre. Le habló del materialismo histórico y la dialéctica de Marx tratando de hacerle ver cuán equivocado estaba al defender un sistema tan injusto. En eso, como queriendo hablar de otra cosa, su padre le preguntó: -¿Cómo van tus estudios? -Van bien -respondió la hija, muy orgullosa y contenta-. Tengo promedio de 9, hasta ahora. Me cuesta bastante trabajo, prácticamente no salgo, no tengo novio y duermo cinco horas al día, pero, por eso ando bastante bien, y voy a graduarme en tiempo. Entonces el padre le pregunta: -Y a tu amiga Melisa, ¿Cómo le va? La hija respondió muy segura: -Bastante mal, Meli no se exime porque no alcanza el 6, apenas tiene 4 de promedio. Pero ella se va a bailar cada semana, pasea, fiesta que hay está presente, estudia lo mínimo, y falta bastante... no creo que se reciba este año. El padre, mirándola a los ojos, le respondió: -Entonces habla con tus profesores y pídeles que le transfieran 2.5 puntos de los 9 tuyos a ella. Esta sería una buena y equitativa distribución de notas porque así las dos tendrían 6.5 y se graduarían juntas. Indignada, ella le respondió:

¡¿Estás borracho?!

¡Me rompo la madre para tener 9 de promedio! 

¡Te parece justo que todo mi esfuerzo se lo pasen a una vaga, que no se esfuerza por estudiar! Aunque la persona con quien tengo que compartir mi sacrificio sea mi mejor amiga... ¡¡No pienso regalarle mi trabajo!! Su padre la abrazó cariñosamente y le dijo:

¡Bienvenida a la derecha!

Moraleja: Todos somos rápidos para repartir lo que es ajeno. Este mensaje es muy cortito, tremendamente claro y se aplica 100% a nuestra realidad social mexicana.

Basado en el pensamiento de Adrian Rogers (1931-2005) quien sostiene que todo lo que una persona recibe sin haber trabajado para obtenerlo, otra persona deberá haber trabajado para ello, pero sin recibirlo... El gobierno no puede entregar nada a alguien, si antes no se lo ha quitado a alguna otra persona. Cuando la mitad de las personas llegan a la conclusión de que ellas no tienen que trabajar porque la otra mitad está obligada a hacerse cargo de ellas, y cuando esta otra mitad se convence de que no vale la pena trabajar porque alguien les quitará lo que han logrado con su esfuerzo, eso... mi querido amigo... es el fin de cualquier Nación. No se puede multiplicar la riqueza dividiéndola.

Si no estás de acuerdo, no lo pases. Como estoy de acuerdo lo paso. No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética... Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos.

AMÉN

• Socialismo • Izquierda y derecha • PRI • Redistribución

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus