Pesos y contrapesos
Jun 1, 2012
Arturo Damm

Devaluación, ¿buena o mala?

La devaluación de la moneda nacional frente a una divisa extranjera, ¿es algo bueno o malo para la economía mexicana?

Iniciamos el año, el lunes 2 de enero, con un tipo de cambio en 13.55 pesos a la compra y 14.05 a la venta, mismo que el martes 13 de marzo alcanzó, en los 12.18 pesos compra y 12.68 venta, su mínimo nivel en lo que va del año. Ayer el tipo de  cambio alcanzó 13.78 pesos a la compra y 14.34 a la venta, su (hasta ahora) máximo nivel del año, lo cual dio como resultado una devaluación, con relación al inicio del año, del 2.1 por ciento y, respecto al mínimo, del 13.1 por ciento, hecho ante el cual mucha gente se pregunta si es bueno o malo para la economía mexicana.

La devaluación de la moneda nacional frente a una divisa extranjera, ¿es algo bueno o malo para la economía mexicana? Lo primer que hay que aclarar, si se ha de responder correctamente, es que la economía mexicana es una abstracción (que, dicho sea de paso, llama a muchos engaños), ya que lo que existen en la realidad son las actividades económicas de cada quien, de tal manera que la pregunta hay que replantearla en estos términos: la devaluación del peso frente al dólar, ¿es algo bueno o malo para las actividades económicas de los mexicanos? La respuesta es un rotundo depende. ¿De qué? Del lado de la cancha en el que uno se encuentre, pudiendo uno ser, por ejemplo, exportador o importador, agentes económicos a quienes lo que suceda, o deje de suceder, con el tipio de cambio los afecta, aunque no de la misma manera.

Al exportador, como tal, le conviene la devaluación, porque la misma hace que los consumidores extranjeros reciban, por cada dólar que pagan, más pesos de mercancías mexicanas. La devaluación abarata, en términos de dólares, las exportaciones mexicanas, beneficiando a los exportadores como tales, debiendo hacer esta aclaración ya que puede darse el caso, que de hecho se da, de que muchos exportadores, antes de serlo, sean importadores de materia prima, de maquinaria y equipo, etc., importadores a quienes la devaluación perjudica, ya que la misma hace que los consumidores mexicanos reciban, por cada peso que pagan, menos dólares de mercancías extranjeras. La devaluación encarece, en términos de pesos, las mercancías importadas, perjudicando a los importadores.

Ya se ve que no hay una sola respuesta a la pregunta por la conveniencia o inconveniencia de la devaluación del peso frente al dólar, y no la hay porque todo depende de qué lado de la cancha esté jugando uno, siendo un buen ejemplo de ello el caso de los exportadores e importadores, sin olvidar, otro buen ejemplo, el caso de los acreedores y deudores. Si yo estoy endeudado en dólares la devaluación me perjudica: por cada dólar que deba pagar necesitaré desembolsar más pesos. Por el contrario, si a mí me deben en dólares la devaluación me beneficia: por cada dólar que me paguen yo recibiré más pesos. Todo depende, nuevamente, del lado de la cancha en el que esté jugando uno.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
México es el 10° país con más habitantes en el mundo, tenemos altos índices de obesidad y de diabetes, así como de hipertensión, ¿cuál sería un resultado que pudiera considerarse un éxito en la estrategia implementada por el gobierno federal contra la pandemia de Covid-19?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• Gobierno neutral
Isaac Katz
• La otra tragedia
Arturo Damm
• Estado de chueco
Manuel Suárez Mier
• Relaciones externas en 2020