Pesos y contrapesos
Jul 25, 2012
Arturo Damm

Derecho de propiedad (I)

La propiedad privada es la condición de posibilidad de la libertad individual, y en la misma medida en la que se limita la primera se limita la segunda, y en la misma medida en la que se limitan ambas se limitan las posibilidades del progreso económico de la gente.

El liberalismo económico no sólo es laissez faire -dejar hacer- sino también laissez avoir -dejar poseer-. Dejar poseer, ¿qué? El fruto del producto del trabajo, es decir, de la libertad para emprender, invertir, producir, fabricar, comerciar, etc., etc., etc. El liberalismo no es sólo libertad individual, sino también propiedad privada. Es más: la propiedad privada es la condición de posibilidad de la libertad individual, misma que, para ejercerse, requiere de aquella. Ejemplo: la libertad individual para comprar supone la propiedad privada del ingreso, siendo ésta la condición de posibilidad de aquella. Otro ejemplo: la libertad individual para emprender supone la propiedad privada de los medios de producción, siendo ésta la condición de posibilidad de aquella. Libertad individual y propiedad privada son las dos caras de la misma moneda, y en la misma medida en la que se limita la segunda se limita la primera. Ejemplo: si el gobierno, por concepto del cobro de impuestos, obligara a los contribuyentes a entregarle el cien por ciento del producto de su trabajo, no solamente estaría violando directamente la propiedad privada sobre los ingresos, sino también, de manera indirecta, pero no por ello menos real, la libertad individual para comprar. Sin ingresos con los que pagar por los bienes y servicios que se necesitan, ¿se puede ejercer la libertad para comprar? Otro ejemplo: si en un país estuviera prohibida la propiedad privada de cualquier medio de producción, ¿no se prohibiría igualmente la libertad para emprender, invertir, producir, fabricar, comerciar? Sin la propiedad privada de los medios de producción, ¿se puede ejerce la libertad individual para trabajar?

La propiedad privada es la condición de posibilidad de la libertad individual, y en la misma medida en la que se limita la primera se limitan la segunda, y en la misma medida en la que se limitan ambas se limitan las posibilidades del progreso económico de la gente, progreso que requiere del laissez faire, y laissez faire que requiere del laissez avoir: las personas trabajamos en la medida en la que podamos poseer el producto de nuestro trabajo, siendo que toda persona tiene el derecho al producto íntegro del mismo. ¿O no?

Tres son los pilares del liberalismo: la libertad individual, la propiedad privada y la responsabilidad personal, tanto por lo que se hace -laissez faire- como por lo que se posee -laissez avoir-, y esos pilares deben estar plenamente reconocidos, puntualmente definidos y jurídicamente garantizados, todo lo cual es responsabilidad del gobierno, en general, y de los poderes legislativo y judicial, en particular, poder legislativo encargado de redactar las reglas del juego, poder judicial encargado de vigilar su cumplimiento y de castigar su violación, poderes cuya contribución al progreso económico no puede pasarse por alto, desde la redacción de las leyes -tarea del poder legislativo- hasta el castigo a quien las viole -tarea del poder judicial-. Desde el punto de vista del progreso económico estas leyes son más importantes que las políticas económicas del gobierno. En México las cosas, en la materia, dejan mucho que desear.

Continuará.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los empresarios no pueden comprar favores si los políticos no tienen que vender.

Javier Milei
Entrar
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?
Artículos recientes...
Isaac Katz
• Pensiones (II)
Arturo Damm
• T-MEC, ¿a quién beneficia?
Ricardo Valenzuela
• California: futuro de EU y del mundo
Arturo Damm
• T-MEC, ¿ayudará?
Arturo Damm
• Regular, mucho que mejorar
Isaac Katz
• Pensiones (I)