MIÉRCOLES, 8 DE AGOSTO DE 2012
Increíble pero cierto, ¡reloaded!

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Arturo Damm







“La teoría Mises-Hayek del ciclo económico demuestra que las crisis económicas como la actual, por ser producto de la causalidad, consecuencia de la irresponsabilidad fiscal y monetaria de los gobiernos, sí se pueden evitar y, que por lo tanto no es una fantasía pretender vivir si ellas, sino algo posible siempre y cuando los gobiernos renuncien a las manipulaciones monetarias y a la ineptitud fiscal.”


En algún Pesos y Contrapesos pasado, titulado Increíble, ¡pero cierto!, escribí, para empezar, que crisis económicas como las actuales no son producto de la casualidad sino de la causalidad, y que esa causa hay que buscarla en la irresponsabilidad fiscal y monetaria de los gobiernos, tal y como lo demuestra la teoría Mises-Hayek del ciclo económico. Para terminar apunté que para evitar este tipo de crisis hay que rehacer los planes de estudio de las escuelas y facultades de economía, para enseñar la teoría de la Escuela Austriaca de Economía, cuyo principales representantes siguen siendo Ludwig von Mises y Friedrich August von Hayek, el primer el más grande economista de todos los tiempos, el segundo Premio Nobel de Economía 1976.

Lo que hay que tener muy claro es que sí existe una explicación, proporcionada por la teoría Mises-Hayek, de los ciclos económicos, que no son producto de la casualidad sino de una doble causalidad: la irresponsabilidad fiscal y monetaria de los gobiernos. Es por ello que llama la atención lo escrito en un artículo del No. 2 de la revista española Filosofía Hoy, titulado La crisis: un monstruo muy bueno, en el cual lo primero que se afirma es que “resulta inútil para los individuos, gobiernos, empresas e instituciones financieras tratar de evitar que la vida económica sea imprevisible”, que “lo único sistemático que hay son las crisis”, por lo que “convivimos con fases de crecimiento” que “terminan sumiendo a la economía en un periodo de empobrecimiento, paro y desmembramiento de empresas creadas en la prosperidad”, y que “los economistas saben de esta endemia de la actividad humana desde hace más de 200 años”, pero que “no (saben) por qué los ciclos se repiten con intervalos de imprevisible duración” El artículo concluye afirmando, uno, “que la crisis es inevitable” y “que (pretender) vivir sin ellas es una fantasía”, nada de lo cual es cierto, tal y como lo apunta la teoría Mises-Hayek del ciclo económico, que demuestra, uno, que crisis económicas como la actual, por ser producto de la causalidad, consecuencia de la irresponsabilidad fiscal y monetaria de los gobiernos, sí se pueden evitar y, dos, que por lo tanto no es una fantasía pretender vivir si ellas, sino algo posible siempre y cuando los gobiernos renuncien a las manipulaciones monetarias (para bajar artificialmente las tasas de interés) y a la ineptitud fiscal (endeudándose para financiar proyectos improductivos incapaces de generar los recursos con los que pagar lo que se debe), ineptitud fiscal y manipulación monetarias que son las dos causas principales de la crisis económica que afecta hoy, directa o indirectamente, por aquello de la globalización, a buena parte de los países.

Vuelvo a recomendar los libros La miseria del intervencionismo, de Axel Kaiser; Meltdown, de Thomas Woods, y Financial Fiasco, de Johan Norberg, tres de los textos que hay que leer para, en la tradición de la teoría Mises-Hayek del ciclo económico, entender lo que está pasando y, más importante, ¡ojo!, lo que puede volver a pasar.

• Crisis / Economía internacional • Escuela Austriaca • Crisis europea

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus