VIERNES, 19 DE OCTUBRE DE 2012
Opacidad, ¿base del poder sindical?

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Arturo Damm
• Reforma fiscal, ¿para qué?

Víctor Hugo Becerra
• México: Dictadura Legal

Arturo Damm
• Lo bueno

Manuel Suárez Mier
• Más del culto a la personalidad

Arturo Damm
• El mínimo crecimiento

Luis Pazos
• Aborto, ¿derecho o delito?

Arturo Damm
• Consumo, a la baja


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“En México el poder de los grandes sindicatos no deriva del número de miembros, sino de los cuantiosos recursos que reciben del gobierno y que manejan sin ninguna transparencia ni rendición de cuentas.”


Los sindicatos son gremios cuyo objetivo en una sociedad democrática es representar y proteger los intereses de grupos de trabajadores. Su presencia como grupo intermedio es tan válida y necesaria como la de los gremios patronales, de comerciantes o industriales.

Pero cuando un sindicato acumula privilegios a cambio de componendas políticas y en lugar de proteger a los trabajadores los utiliza, les vende plazas y se constituye en un monopolio de mano de obra, el único canal para trabajar en una dependencia o empresa, se convierte en un gremio antisocial, equivalente a un cartel o mafia.

En México el poder de los grandes sindicatos no deriva del número de miembros, sino de los cuantiosos recursos que reciben del gobierno y que manejan sin ninguna transparencia ni rendición de cuentas.

De una población económicamente activa de 49 millones, más del 90%, trabajan sin sindicatos, y menos del 10% son sindicalizados. Y de este 10% menos de la mitad son controlados por grandes sindicatos, cuyos líderes se enriquecen y compran impunidad en el Congreso con el dinero que reciben del gobierno. Esa minoría organizada de líderes tiene secuestrado al Congreso de México y han dictado la política laboral del país.

A esa minoría de líderes sindicales las leyes les permiten hacer y deshacer con las cuotas de los trabajadores y el dinero que reciben del fisco. Ese añejo grupo son quienes bloquean las reformas estructurales para seguir disponiendo de miles de millones sin la obligación de transparentar y rendir cuentas del dinero de los impuestos que reciben a través de dependencias gubernamentales, de las empresas estatales y de grandes empresas.

Los legisladores no pueden pedir a los ciudadanos que paguen cabalmente los impuestos, cuando no son capaces de requerirle por ley a un pequeño, pero rico, grupo de líderes sindicales que transparenten y den cuenta del dinero que reciben de nuestros impuestos y de los trabajadores.

• Problemas económicos de México • Impuestos • Sindicatos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus