VIERNES, 16 DE NOVIEMBRE DE 2012
El príncipe de los pendejos

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)

Arturo Damm
• Contubernio entre poderes

Víctor Hugo Becerra
• México: País de esclavos

Arturo Damm
• Los dos poderes

Manuel Suárez Mier
• Hacia la elección de 2020 en EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Valenzuela







“El martes 6 de noviembre pasado, falleció la República de los Estados Unidos de América para darle vida a la Unión de Estados Socialistas de América.”


“El mejor argumento en contra de la democracia, es una conversación de cinco minutos con el votante promedio”

Winston Churchill

Hace poco más de un año, abandonaba el hotel Intercontinental de la ciudad de Guatemala con rumbo al aeropuerto, cuando me topo con Facundo Cabral que hacia su entrada. Siendo Facundo uno de los artistas que más admiro por la profundidad de sus mensajes, de inmediato me presento con él y me responde: “Encantado Ricardo y ¿vos de donde sos?” Yo soy mexicano, le reviro. “Belllllla tierra la mexicana” me dice para luego inquirirme. “¿Y qué es lo que más le gusta a vos de mi repertorio?”. Me gusta todo le respondo, pero sobre todo cuando antes de iniciar una canción describes a los pendejos. “Balurdo che vos si conoces Ricardo” me dice, y nos despedimos.

Días después, al abandonar el hotel para proseguir su gira, Facundo Cabral cae abatido por las cobardes balas de un sicario Sin embargo, nunca voy a olvidar ese inspirador encuentro y siempre recuerdo su perorata de los pendejos. Iniciaba Facundo: “Mi abuelo era un hombre muy valiente, era militar y le temía a una sola cosa, ¿a qué? le preguntaba yo, a los pendejos, porque son muchos respondía. A donde vayas muy temprano en la mañana ya está lleno de pendejos. Como son mayoría, eligen presidente, y como son tantos, elijen pendejos como presidente.”

Este pasado miércoles 7 de Noviembre, al día siguiente de la elección presidencial en los EU, se publicó esta nota en un diario de la República Checa. Un país que apenas se recupera de la tiranía comunista de la Unión Soviética por lo que tiene autoridad para hablar:

“El peligro para EU no es Barak Obama sino una ciudadanía capaz de confiarle la Presidencia a un hombre como él. El problema es más grave que el Señor Obama, quien es sólo el síntoma de la grave enfermedad que POSTRA a los EU. El culpar al príncipe de los pendejos no debería cegar a nadie para no ver la gran confederación de pendejos que lo hicieron príncipe. La República puede sobrevivir a Barak Obama quien, ante todo, es solamente un pendejo. Pero es muy improbable que sobreviva a la multitud de pendejos que lo eligieron”.

DIARIO DE LA REPUBLICA CHECA
PRAGER ZEITUNGON

El martes pasado 6 de Noviembre, falleció la República de los Estados Unidos de América para darle vida a la Unión de Estados Socialistas de América y no, no exagero con esta afirmación. Durante los últimos 30 años he compartido mi residencia entre Arizona y mi estado natal en México, Sonora. Porto las dos nacionalidades, mexicana y estadounidense. Mi negocio, entre otras cosas, es la información y presumo de ella. Durante estos 30 años he sido testigo de la forma en que, en los EU se han ido derribando los cimientos que les dieron vida en 1776 con su declaración de Independencia y su Constitución. Una República comercial, libertaria, lejos de la tiranía de Realeza, las iglesias o los militares. En ninguno de los documentos que le dieron vida se menciona la democracia presagiando lo que luego afirmara Marx; “el camino más rápido hacia el socialismo, es la democracia”.

En estos 30 años, jamás había atestiguado tanta gente desesperada, frustrada, decepcionada y, sobre todo, muy, pero muy encabritada ante la victoria de Obama. He visto gente llorando y a punto de la histeria. Pero esta gente no cabe en la descripción de Churchill de votantes analfabetos. No, es la gente informada que no entienden cómo es que la plebecracia los agrede reeligiendo a un presidente que saben es marxista rodeado de miembros de la Teología de la liberación.

Un presidente que le agregó $6 trillones de dólares a la ya impagable deuda de este país, monto que rebasa toda la deuda incurrida desde el primer presidente Washington, hasta Bush II. Un presidente que ha nacionalizado casi una cuarta parte de la economía. Un presidente que recibió el país con un desempleo del 7.3% y ahora lo sitúa en el 8%. Un presidente que ha hecho engordar la burocracia en más de 1 millón de vampiros. Que le ha impuesto regulaciones a la economía para hacerla perder 5 puestos en el índice de libertad económica mundial. Un presidente que presenta un déficit del presupuesto de más de 1.5 trillones de dólares anuales. Un presidente que por razones políticas permitió el asesinato de su embajador en Libia y luego mintiera ante la ONU.

Obama ganó y la primera frase que destacan los medios es "Lo mejor está por llegar", que no sabemos si estaba dirigida a Putin y a Medvedev, como cuando lo sorprendieron con el micrófono abierto prometiendo a los rusos flexibilidad después de la reelección; o si se la dirigió a los chinos, a los que les ha vendido el país; o a los Castro, que están muy satisfechos, desde los tiranos hasta sus descendientes, a fin de cuentas éstos declararon que de ser norteamericanos votarían por Obama; o quizá iba para Chávez, otro que comentó públicamente hubiera votado por Obama, o quizá a los que perpetraron el atentado en la embajada de Libia; o al tirano saudí, frente al que se dobló en una genuflexión que hizo historia en las redes sociales. En fin, que es una frase llena de ambigüedad, como ambiguo ha sido todo su mandato. Ambiguo y demagogo.

No, no soy republicano, no pertenezco a ningún partido tanto en EU como en México, pues siempre he creído que los partidos políticos son uno de los peores cánceres de las naciones. Soy un observador de la política y los acontecimientos mundiales y no me pudo callar ante esta aberración. El mundo entero celebra la victoria de Obama. En México periodistas del calibre de Jorge Fernández Meléndez afirman:

“Barack Obama se merecía otros cuatro años en la Casa Blanca, y el mundo también. Ganó Obama, entre otras cosas, porque la economía finalmente comienza a dar muestras de recuperación y porque Estados Unidos no puede ser la nación del Tea Partyy de las posiciones no sólo más conservadoras, sino también más fundamentalistas de la democracia occidental. La elección del martes demostró que las posiciones tan retrógradas, de la derecha más conservadora, tienen cada día menos cabida en una sociedad que, aunque polarizada, está demostrando que esas son las políticas del ayer y que hacia el futuro ven, perciben, otras cosas.”

¿Obama se merecía otros 4 años? ¿La economía comienza a dar muestras de recuperación? ¿EU no puede ser la nación del Tea Party? Amigo Fernández, yo soy economista del Tec de Monterrey. Venga e investigue y se dará cuenta de que, luego de una recesión, casi de forma automática viene la recuperación, son los ciclos económicos, ¿me entiende? Esta recuperación, se da a pesar de Obama y es la más débil en toda la historia de los EU. Los EU nacieron como el Tea Party que era la ideología de sus fundadores, gobierno pequeño protegiendo vida, libertad y propiedad. Venga para que vea a más de 100 millones de americanos llorando de rabia porque han perdido su país. El país que les heredaran Washington, Jefferson, Madison y que ahora les arrebata Obama con su plebecracia para llevarlo hacia el socialismo.

• Socialismo • Elecciones EU2012

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus