VIERNES, 19 DE JULIO DE 2013
Pensiones

¿Ud. está de acuerdo en que el gobierno mexicano regale 100 millones de dólares a gobiernos centroamericanos para frenar la inmigración?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Isaac Katz







“Crecer más rápido, con empleos formales y mayor tasa de reemplazo son elementos indispensables para evitar llegar a ser un país de viejos pobres.”


En el artículo de la semana pasada señalé la urgencia de crecer a tasa más elevadas dado que la ventana de oportunidad demográfica está por acabar. Dado el cambio en la estructura por edades, el envejecimiento de la población hará que a partir de los primeros años de la próxima década el índice de dependencia empiece a aumentar, por lo que gente laborando tendrá que sostener a cada vez individuos que estén fuera del mercado laboral (niños y jóvenes estudiando y adultos jubilados). Como lo apunté, si desaprovechamos esta ventana, México se convertirá en un país de viejos pobres, sin acceso a una pensión y convirtiéndose en una carga para sus familias, con las consecuencias negativas que ello tendría sobre el bienestar de éstas, particularmente sobre el desarrollo de los miembros más jóvenes.

Obviamente crecer más rápido tiene dos impactos positivos: se generan más empleos y los salarios reales aumentan, lo cual se convierte en un elemento que ayuda a mitigar el problema arriba señalado, pero no es suficiente. Se requiere, adicionalmente otros dos cambios importantes. El primero es que la creación de empleos sea en el sector formal de la economía y el segundo una reforma al sistema de pensiones administrado por las Afores.

Uno de los problemas relativo a las pensiones es la alta movilidad de los trabajadores entre el sector laboral formal y el informal. Cuando un trabajador migra del sector formal al informal, deja de acumular recursos en su cuenta individual administrada por alguna Afore y deja de acumular semanas de cotización en el IMSS. El problema que esto representa puede ser doble. Uno, que al momento de su retiro los recursos que se acumularon no sean los suficientes para una pensión mínima y dos, todavía más grave, que no alcance a juntar las semanas mínimas de cotización para tener derecho a una pensión.

Casi 60% de la población labora en la informalidad y por lo mismo no tiene acceso a un plan de pensiones y de ahí la importancia de que el gobierno dote a la sociedad de un marco institucional eficiente que permita la expansión acelerada del sector formal de la economía, incluyendo menores barreras regulatorias de entrada a los mercados, una eficiente protección judicial de los derechos de propiedad y de garantía de cumplimiento de contratos y la eliminación de prácticas monopólicas tanto privadas como gubernamentales.

La otra reforma concierne directamente al sistema de pensiones administradas por las Afores. Este sistema tuvo una falla de diseño en lo relativo a las contribuciones a las cuentas individuales. 6.5% del salario de cotización es muy poco, lo que se traduce en una tasa de reemplazo que en el mejor de los casos apenas llega al 40%, lo que implica montos de pensión muy bajos. La reforma obviamente va en la dirección de aumentar las aportaciones para que éstas representen el 11.5% del salario, lo que llevaría la tasa de reemplazo a cerca del 70%. No se puede que este incremento sea cubierto por las empresas ya que actuaría como un impuesto al trabajo formal, lo que induciría una destrucción de empleos en este sector y en consecuencia una mayor informalidad. Aquí el camino a seguir es que el 5% que las empresas aportan al INFONAVIT se acumule a las cuentas individuales de retiro y que este organismo se fondee en el mercado mediante la emisión de bonos.

Crecer más rápido, con empleos formales y mayor tasa de reemplazo son elementos indispensables para evitar llegar a ser un país de viejos pobres.

• Problemas económicos de México • Pensiones • Economía informal

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus