MIÉRCOLES, 5 DE ABRIL DE 2006
¿Nos podemos entender?

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Valenzuela







“Ya ha iniciado un proceso mediante el cual, con el uso de tecnologías emergentes, se dan a la implementación de planes sofisticados de generación de riqueza tendiendo un poderoso puente entre los dos países. ”


Siendo originario de un estado colindante con los EU, desde siempre me ha intrigado la dinámica de esta región tan especial. Esos 3,000 kilómetros en los cuales nuestros países se encuentran para abrazarse, enfrentarse, insultarse, apoyarse, invadirse, pero nunca ignorarse. Esa zona en la cual se encuentran dos culturas, dos idiomas, diferentes religiones y, en especial, dos historias que nunca se han podido conciliar.

 

Cuando los presidentes de ambos países se reunían en el bello Cancún con infinidad de temas en la agenda, sin lugar a dudas, el punto neurálgico de tal convocatoria ha sido la preocupante situación de nuestra frontera que cada día parece empeorar en algo que ya, en estos momentos, se pudiera describir como una verdadera anarquía.

 

Cuando, durante la última semana del mes de Marzo, en infinidad de ciudades de los EU grupos hispanos protestaban contra la política migratoria, gobernadores fronterizos, supuestamente simpatizantes de la causa, se daban a declarar sus estados como zonas de emergencia. Cuando en muchas ciudades de México explotaban protestas por la presencia del presidente Bush. Cuando la línea de camiones cargando legumbre de Sinaloa, formaban una fila de varios kilómetros en espera de su revisión para luego cruzar la mágica frontera, yo iniciaba mi participación como miembro del consejo de una de las muy escasas organizaciones que, de forma inteligente y positiva, se dedican a la aportación de verdaderas soluciones a esta grave problemática.

 

El pasado lunes 27 de Marzo, arribaba a la comunidad de Santa Teresa en el estado de Nuevo México, para debutar en el consejo de administración de la intrigante organización conocida como Bi-National Sustainability Laboratory. Mientras los reclamos, insultos, cacería de culpables continuaba en ambos lados de la frontera por su caótica situación; la visión de dos científicos, Gerry Yonas y Paul Maxwell, emergía como una realidad ante el grupo convocado para esta ocasión.

 

Estos dos hombres, le daban vida al BNSL definido como la maquinaria para provocar el desarrollo económico a lo largo de la frontera, mediante la creación de sociedades estratégicas binacionales con la participación de actores públicos y privados. Pero lo novedoso, cuando menos para mi, es que esta organización ha ya iniciado un proceso mediante el cual, con el uso de tecnologías emergentes, se dan a la implementación de planes sofisticados de generación de riqueza tendiendo un poderoso puente entre los dos países. Ante la revelación de tal enunciado, mi mente acudía a la histórica era de la revolución industrial la cual, durante el siglo XIX, catapultaba el ingreso de los europeos, el cual hubiera permanecido estático durante mas de mil años, a diez veces su equivalente en aquel periodo anterior a dicho fenómeno.

 

Arribaba a sus instalaciones en el cruce fronterizo establecido en esa esquina que forman la configuración de los estados de Nuevo México, Texas y Chihuahua. Minutos después, me encontraba en su salón de reuniones ante una impresionante constelación de individuos de ambos países  Richard Ewing, jefe de investigaciones científicas de Texas A@M. Jennifer Sue Bond, representando el Consejo Internacional para la Competitividad de Washington. Gabriel Ortiz, empresario en el área de informática originario de la ciudad de Chihuahua. Mary Walshok, la famosa intelectual representando a la Universidad de California en San Diego. El propio Ferry Yonas quien, entre su multitud de logros, cuenta el haber sido el creador de la famosa Star Wars y científico principal de los Laboratorios Sandia. Al Zapata, presidente de la US-México Chamber of Commerce. Lucinda Vargas, impresionante economista liberal y cabeza del Plan Estratégico de Juarez A.C. Antonio Zárate, presidente del proyecto Monterrey City of Knowledge, instrumento para proyectar mi segunda casa hacia las alturas del siglo XXII y muchos más.

 

Era tal el talento expirando de tan especial concurrencia que, realmente provocaba el sentirme fuera de lugar. Cuando los enfrentamientos entre los dos países continuaban originados en gran parte por la frontera decadente, me encontraba en un recinto donde se conjugaban las más brillantes mentes de ambos lados del espacio binacional, para, adoptando ropajes visionarios, aportar soluciones pragmáticas y efectivas que puedan lograr lo que a otros les pudiera parecer imposible; rimar los objetivos de nuestros dos países al desarrollar agresivamente la economía regional de la frontera.

 

Durante las siguientes más de 24 horas, sería testigo de cómo los sueños de seres con actitudes de héroes y apartados de las tradicionales enfermedades del alma que nos han enfrentado durante 200 años, son capaces de labrar paz y prosperidad de forma inteligente y masiva. Observaba cómo individuos, despojados de viejos resquemores, se disponían a trabajar en una verdadera fusión impregnada de nuevos paradigmas y valores, entre estos dos vecinos tan distantes. Pero lo mas impactante, todo ello surgido de ese elusivo orden natural que solo florece en las sociedades libres integradas por hombres y mujeres de buena voluntad.

 

Mientras los ya conocidos participantes vertían mas combustible a la hoguera ardiendo en la línea fronteriza, este grupo emergía con ideas, planes y acciones asertivas para que, mediante la creación de riqueza y trabajos en un modelo semejante a la Nueve Teoría del Crecimiento parida por Paul Romer, la zona que tanto nos enfrenta se llegue a convertir en lo que el autor Garreau bautizara como MexAmerica, para luego identificarla con cuatro referencias: Capital; Los Angeles. Símbolo; botas vaqueras. Palabra clave; explosión de prosperidad. Cultura; ese hibrido retoño solamente conocido como El Norte.

 

El martes 28, ya al anochecer, enfilaba mi auto hacia el oeste con destino a Phoenix, pero con la esperanza rescatada de un comatoso estado que de nuevo me hace pensar el que, no solo la podemos hacer; la vamos hacer y en grande. Pero no con aportaciones de los jinetes que la han cabalgado durante los últimos 200 años, sino con la fusión de los sueños y compromisos de seres humanos como los que ahora forman el Consejo del BNSL quienes, no solo ven la profanidad del bosque. Admiran también su belleza y, en especial, saben de la fertilidad de su tierra para que, aplicando las novedosas tecnologías, las cosechas futuras sean plenas.

 

Esperen grandes noticias del BNSL en el corto plazo.

 


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus