VIERNES, 15 DE NOVIEMBRE DE 2013
Cumpleaños del Fed

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Manuel Suárez Mier







“El Fed cumplirá cien años el próximo 23 de diciembre pero enfrenta retos complejos pues además de las consecuencias de su política monetaria, las reformas al sistema bancario con la ley conocida como Dodd-Frank le han dado nuevas y enormes responsabilidades regulatorias y de supervisión de los intermediarios financieros.”


La candidata del Presidente Barack Obama a hacerse cargo a partir del año próximo de la dirección del Sistema de la Reserva Federal (coloquialmente conocido como el Fed), Janet Yellen, compareció ayer ante el Comité de Banca en el Senado de Estados Unidos que deberá aprobar su nominación antes de que se vote en el pleno.

En caso de ser aprobada su candidatura, la economista Yellen remplazaría a Ben Bernanke que ha sido el gobernador del Fed desde 2005 en momentos complicados para la economía de EU que si bien se recupera de la Gran Recesión que sufrió desde 2008, lo hace de manera lenta y vacilante, con un nivel desempleo de 7.3%.

A diferencia del Banco de México, que tiene como su única misión mantener el poder adquisitivo de la moneda, al Fed se le dio como tarea adicional la de combatir el desempleo, lo que ha dado lugar a un enfrentamiento entre gobernadores del Fed ubicados en campos opuestos al priorizar uno de estos objetivos sobre el otro.

Quienes anteponen la meta de reducir el desempleo se les conoce como “tórtolas” y a los que temen el surgimiento de presiones inflacionarias por encima del nivel de empleo se les califica como “halcones.” A la doctora Yellen se le identifica como líder del primer grupo, razón por la cual la izquierda del partido demócrata la apoya.

El proceso sucesorio que se ha dado en el Fed en esta ocasión se politizó de una forma sin precedente por la torpeza del gobierno de Obama que filtró que iba a nominar a Larry Summers, ex secretario del Tesoro y cercano colaborador de Obama en los primeros años de su mandato, lo que provocó la oposición de la izquierda.

El sector “progresista” del partido demócrata considera que Summers fue cómplice de haber contribuido al proceso de desregulación del sistema financiero en sus años en el Tesoro sirviendo al Presidente Clinton (1992-2000), a lo que le atribuyen la catástrofe financiera que si inició en 2008. Summers retiró su candidatura.

Además de la incongruencia que un banco central tenga dos objetivos de política independientes como son la estabilidad de precios y reducir el desempleo, contando con un solo instrumento que es la política monetaria –lo que se conoce como el Principio Tinbergen-Mundell-, el debate se centra en qué debe hacer ahora el Fed.

El Fed ha venido siguiendo una política monetaria extraordinariamente expansiva conocida como de “alivio cuantitativo” que consiste en comprar 85 mil millones de dólares mensuales de bonos emitidos por el Tesoro y por otras entidades, incluyendo compras masivas de los colateralizados con créditos hipotecarios que jugaron un papel central en el contagio a nivel mundial de la crisis financiera iniciada en 2008.

El principal problema es que los mercados financieros se han vuelto adictos al estímulo monetario y la sola mención en el verano, de que era posible que en algún momento de un futuro no muy remoto el Fed empezaría a desacelerar su ritmo de inyección monetaria, causó pánico con consecuencias negativas en el mundo entero.

Mantener tasas de interés extraordinariamente bajas como las que prevalecen gracias a la política monetaria super laxa del Fed, castiga el ahorro y provoca de nueva cuenta burbujas financieras como las que son evidentes en las bolsas de valores y que se empiezan a percibir otra vez en algunos mercados de bienes raíces en EU.

Los progresistas creen que el “efecto riqueza” que se genera con estas burbujas, llevará a quienes se benefician de ellas, el 10% de la población que es dueña del 80% de las acciones en las bolsas de valores, a gastar mucho más, lo que, a su vez, beneficiará al 90% de la población. Ello no ha sucedido por lo que los progresistas quieren una mayor dosis de la misma medicina: ¡aún más expansión monetaria!

Otros cuestionan el grado de autonomía del Fed respecto del gobierno, dado que ha venido comprando una enorme proporción de la nueva deuda que ha emitido el Tesoro, que es precisamente lo que se supone que no hacen los bancos centrales que son efectivamente independientes de sus gobiernos, como el Banco de México.

El Fed cumplirá cien años el próximo 23 de diciembre pero enfrenta retos complejos pues además de las consecuencias de su política monetaria, las reformas al sistema bancario con la ley conocida como Dodd-Frank le han dado nuevas y enormes responsabilidades regulatorias y de supervisión de los intermediarios financieros.

¡Feliz cumpleaños al Fed y buena suerte a la doctora Yellen!

• Crisis / Economía internacional • Estados Unidos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus