Pesos y contrapesos
Nov 29, 2013
Arturo Damm

La economía familiar (I)

El desempeño económico de un país debe medirse a nivel de la economía familiar, y a ese nivel las variables que importan son: 1) empleo; 2) ingreso; 3) poder adquisitivo del dinero; 4) compra de bienes y servicios. En México, ¿cómo andamos?

El desempeño económico de un país (suponiendo que haya tal cosa como el desempeño económico de un país y no el desempeño económico de los agentes económicos que trabajan, emprenden, invierten, producen, intercambian, consumen y ahorran en un determinado país), debe medirse a nivel de la economía familiar, y a ese nivel las variables que importan son: 1) empleo; 2) ingreso; 3) poder adquisitivo del dinero; 4) compra de bienes y servicios.

De la compra de bienes y servicios depende el consumo de bienes y servicios, y de dicho consumo depende el grado de escasez que se enfrente y, por ello, el grado de bienestar económico alcanzado, quedando claro que a menor grado de escasez mayor nivel de bienestar, y que éste, alcanzar un mayor nivel de bienestar, es el principal reto económico, sobre todo cuando no se tienen bien cubiertas las necesidades básicas, que son aquellas que, de quedar insatisfechas, atentan contra la salud o la vida del ser humano, tal y como sucede con millones de personas en nuestro país.

Del poder adquisitivo del dinero depende la cantidad de bienes y servicios que, con una misma cantidad de dinero, se puede comprar, quedando claro que el reto es que, con la misma cantidad de dinero, se pueda comprar, siempre, la misma cantidad de bienes y servicios o, dicho de otra manera, que se preserve el poder adquisitivo del dinero de los consumidores y, ¡muy importante, por ser el ahorro el primer paso en el camino del progreso económico!, de los ahorradores.

Del ingreso depende la compra de bienes y servicios; de la compra de bienes y servicios depende la disponibilidad de satisfactores; de la disponibilidad de bienes y servicios depende el grado de escasez que se enfrenta; del grado de escasez que se enfrenta depende el grado de bienestar que se tiene, por lo que: de un mayor ingreso depende una mayor compra de bienes y servicios; de una mayor compra de bienes y servicios depende una mayor disponibilidad de satisfactores; de una mayor disponibilidad de bienes y servicios depende que el grado de escasez que se enfrenta sea menor, y si el grado de escasez que se enfrenta es menor el grado de bienestar que se alcanza es mayor.

Del empleo depende el ingreso, y de la productividad del empleo (la capacidad para hacer más con menos) depende (a manera de condición necesaria, más no suficiente: el aumento en la productividad no da como resultado, automáticamente, un aumento en la remuneración, ya que entre lo primero y lo segundo está la voluntad del patrón de conceder dicho aumento), la cantidad de ingreso generada, de la cual depende la cantidad de bienes y servicios comprada, de la cual depende la cantidad de satisfactores consumida, de la cual depende el grado de escasez que se enfrenta, del cual depende el nivel de bienestar alcanzado, todo ello referido a nivel de la economía familiar.

En México, a ese nivel, ¿cómo andamos?

Continuará.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El gobierno es un mal necesario

Thomas Paine
Entrar
Encuesta de la semana
Datos al cierre de enero: la inversión cae a lo largo de 12 meses y el consumo está virtualmente estancado. ¿Considera que en México existen las condiciones para crear 2 millones de empleos en los siguientes 9 meses?
Artículos recientes...
Isaac Katz
• El discurso
Arturo Damm
• AMLO, deudófobo
Asuntos Capitales
• Inversión Fija Bruta
Víctor Hugo Becerra
• López Obrador: La gran estafa
Arturo Damm
• Consumo solidario
Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos