LUNES, 9 DE DICIEMBRE DE 2013
Petróleo y gas: ¿Capitalismo de libre mercado o capitalismo de estado?

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“Todo gobierno, por supuesto, va contra la Libertad.”
H.L. Menken


Más artículos...
Roberto Salinas
• Populismo en América Latina

Arturo Damm
• Narcotráfico (III)

Arturo Damm
• Narcotráfico (II)

Víctor Hugo Becerra
• México: Del Estado fallido al Estado vencido

Arturo Damm
• Narcotráfico (I)

Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“En estos días ya comenzó la discusión en materia energética. Ya veremos si se impone un modelo basado u orientado hacia el libre mercado o simplemente se impone la visión socialista de la trasnochada izquierda mexicana y la visión de los estatistas priistas, haciendo cambios cosméticos que mediocremente apunten a mantener el modelo de capitalismo estatal monopólico en materia energética.”


Las mayores reservas de gas y petróleo en el mundo son propiedad de empresas estatales (más del 75%) y sólo aproximadamente el 10% de las mismas reservas son propiedad de empresas privadas como Exxon y Shell.

Lamentablemente lo que predomina en los mercados de petróleo y de gas en el mundo es el modelo de capitalismo de estado, es decir, empresas petroleras y de gas son mantenidas como propiedad de los gobiernos. Y los gobiernos, lo sabemos muy bien, no buscan maximizar utilidades en el mercado, sino consolidar el poder político y ello conlleva a una ineficiente asignación de recursos y a enormes costos de oportunidad para la sociedad.

En varios países con predominancia de capitalismo de estado hacen todo uso de artimañas para imponer legislaciones ambientales arbitrarias para con ello quitar del camino a las compañías privadas competidoras. Por ejemplo, Shell en Rusia en 2006 tuvo que ceder parte de sus reservas mundiales de gas por una cancelación arbitraria de una licencia-con motivos dizque ambientales- para explotar gas natural, criterio que jamás se le aplicó al monopolio estatal de gas natural ruso (Gazprom, quien hoy lidera la producción de gas natural en el mundo gracias a las trampas del capitalismo de estado impuestas por el gobierno ruso). De igual manera autoritaria, Ecuador, Bolivia y Argentina han apelado “daños ambientales” para poder expropiar arbitrariamente a empresas privadas eficientes que operaban en aquellos países. Hoy la producción energética se les cae a pedazos, son víctimas de su propio capitalismo de estado.

Y lo mismo en Irán, Irak, países árabes, países emergentes como México, Bolivia, Ecuador, Venezuela y Argentina, en todos ellos predominan los monopolios petroleros a manos de los estados. Irónico, todos estos países tienen algo en común, son pobres y subdesarrollados. Se olvida que lo que realmente genera riqueza no son ya los recursos energéticos (que aún son un insumo importante, pero que el tenerlos bajo tierra de ninguna manera garantiza la exitosa transformación de los mismos y la generación de nuevos bienes y servicios con alto valor agregado).

Contrario a la creencia popular, en materia de energéticos, predomina el capitalismo de estado y no el capitalismo de libre mercado. A su vez en los países capitalistas tradicionales de occidente se han impuesto toda clase de regulaciones ambientales absurdas que obstaculizan el descubrimiento de nuevos yacimientos de gas y petróleo.

Con frecuencia se olvida que en las economías avanzadas de hoy el factor más importante no son los energéticos, sino el capital humano, estamos en la nueva etapa de la alta tecnología (la economía del conocimiento) y esta sólo predomina en los países con mayor libertad económica (con mayor capitalismo privado y no de estado), en especial en los países capitalistas avanzados (por cierto no pocos de ellos no poseen petróleo, se lo compran a los monopolios petroleros de estado que pululan en las naciones subdesarrolladas).

Pero el capitalismo de estado no se circunscribe sólo al sector petrolero. Se impone en sectores como el minero, siderúrgico, de telecomunicaciones, de ferrocarriles, de la aviación, de defensa, de generación de energías, etc.; en los países subdesarrollados y pobres predomina el capitalismo de estado y todos estos sectores están monopolizados por los gobiernos y todos ellos pierden dinero y son ineficientes. Por cierto en México aunque algunos sectores de los arriba mencionados están en manos privadas, poco han crecido por la falta de mayor competencia y lo peor, por la pésima calidad institucional que sólo genera incentivos a la corrupción (burocracias ineptas y leyes poco claras que incentiven y atraigan mayores inversiones) o a que el gobierno sea capturado por los intereses de unos cuantos oligopolios privados.

Tal vez el modelo estatista petrolero y de gas se sacuda pronto, pues en EU están encontrando y explotando abundante gas en las rocas, el llamado gas de lutitas y ello podría sacudir a todos los monopolios estatales de gas y petróleo, al enfrentar una espectacular caída en la demanda por parte de las naciones desarrolladas, en particular de EU. En EU, a pesar de las crecientes regulaciones estatistas, opera un mercado petrolero y de gas que es infinitamente superior en eficiencia al modelo estatista o de capitalismo de estado en energéticos. Y esto puede cambiar la balanza mundial petrolera y en general de los energéticos en el mundo.

En México parece ser que los políticos no están conscientes de los cambios que vienen en el mundo en materia energética y están creando estados de bienestar gigantescos , que con la caída de ingresos petroleros serán simplemente insostenibles (en particular los del PRI cuya mentalidad estatista predomina), así como mantener al monopolio estatal petrolero ese que es el responsable de que las burocracias sólo hayan crecido de manera espectacular, de que el gasto público se haya desbocado (lo que parece nuevamente está sucediendo con el PRI en el poder Ejecutivo que ya registra endeudamiento y déficit fiscal crecientes) y en general de que México no supere el subdesarrollo y no avance hacia las economías del conocimiento.

En estos días ya comenzó la discusión en materia energética entre priistas y panistas (los del PRD siguen con su modelo trasnochado de estatismo de los años setentas y están casados con “tata Cárdenas”). Ya veremos si se impone un modelo basado u orientado hacia el libre mercado (vamos, un mercado que no será genuinamente de libre mercado, pero que al menos daría un paso para liberalizar al sector energético del obsoleto y costoso modelo monopólico estatista) o simplemente se impone la visión socialista de la trasnochada izquierda mexicana y la visión de los estatistas priistas, haciendo cambios cosméticos que mediocremente apunten a mantener el modelo de capitalismo estatal monopólico en materia energética. Si es así, no hay duda, México seguirá en el club de los países subdesarrollados por muchas décadas más.

• Petróleo • Reforma energética

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus