MIÉRCOLES, 5 DE MARZO DE 2014
Alamos Alliance XXI

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso

Arturo Damm
• Noticias: una buena, una mala

Manuel Suárez Mier
• Destierro a los expertos

Arturo Damm
• Impuestos, la justificación moral

Luis Pazos
• Presupuesto 2020, ¿realista?

Arturo Damm
• El presupuesto y el crecimiento

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos y Socialistas (I)


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Valenzuela







“El reto de las economías para crecer en una era de expansión monetaria: El gran problema que acecha en estos momentos al mundo entero.”


El pasado jueves 13 del recién terminado mes de Febrero, dirigía mi automóvil hacia el sur de mi estado de Sonora con el objetivo de invadir esa bella ciudad colonial de tanta historia, Álamos. Se apoderaba de mí una suave euforia al pensar en, una vez más, participar en la convocatoria anual de la Alianza Álamos, en esta ocasión con un tema en la agenda principal por demás interesante: “El reto de las economías para crecer en una era de expansión monetaria.” El gran problema que acecha en estos momentos al mundo entero y, en especial, a los Estados Unidos ante la invasión keynesiana de la FED que ya la aflige por años.

Como sucede cada año, arribaban a este bello rincón sonorense las mentes más brillantes del mundo en áreas como economía, finanzas y política, todo ello coordinado por mi amigo Roberto Salinas León. Los participantes provenían de todos los rincones del mundo y eran recibidos por otro de mis buenos amigos, Paco Gil Díaz, ex Secretario de Hacienda de México y presidente del consejo de esta Álamos Alliance. Los impresionantes embajadores portaban banderas desde la mexicana, hasta la de Alemania pasando por la americana, Chilena, Argentina, Panameña, Canadiense, Peruana, Inglesa.

El evento se iniciaba ese mismo jueves con una cena celebrada en un hermoso lugar conocido como La Quinta. Al penetrar el bello jardín de la residencia, tuve la gran sorpresa de encontrarme con Herminio Blanco, mi compañero de carrera en el Tec de Monterrey y a quien no veía dese aquella hermosa época. Herminio, después de graduarse en el Tec, había logrado un Doctorado en Economía de la Universidad de Chicago para después ocupar la Secretaría de Economía en la administración de Salinas, y ser el responsable de la implementación del TLC. Herminio, al igual que Paco Gil Díaz, Agustín Carstens, Jose Manuel Suarez Mier, se había convertido en un Chicago Boy como aquéllos que salvaran a Chile en los años 70 y ahora tan odiados.

Ahí mismo me encontraría con otros ilustres economistas como, Ricardo López Murphy, ex ministro de Hacienda de Argentina, Rolf Luders, ex ministro de Hacienda de Chile, el ex senador estadounidense, Phil Gramm, economista de las filas de Reagan y un serio aspirante a la presidencia de los EEUU durante los años 80. Mi buen amigo, Moisés Gómez Reyna, economista de boutique y no de los de peluquería que tanto hemos expuesto, y también Secretario de Economía de Sonora. Desfilaba luego Mary O’Grady, la bella y distinguida editora del Wall Street Journal y gran experta en temas económicos de América Latina, y cerrando el círculo dos ex presidentes del Fondo de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Thomas Hoening y Jerry Jordan.

Al día siguiente se iniciaban formalmente los trabajos de la Alianza, en una mesa conducida por Ricardo López Murphy y un intrigante tema titulado: “Retos para la recuperación económica.” Ante un mundo asomando tímidamente el rostro, golpeado y desfigurado luego de casi diez años de tormentas financieras, buscando ahora la senda de la recuperación, el tema cobraba importancia fundamental y qué mejores expositores para tal cometido que los miembros de ese panel.

Se analizaban infinidad de ideas que detonen la recuperación económica pero siempre llegando a la misma conclusión; se requiere liberar las economías para que el individuo pueda expandir sus esfuerzos orientados al logro de sus sueños. Aun en economías “comunistas” como la de China, sus crecimientos explosivos se están dando en las casi 20 zonas libres que han localizado en sus costas. Es claro e inédito cómo los países del norte de Europa catapultan sus economías dándose a sus liberaciones, mientras que en América Latina, encabezados por Venezuela, Argentina, Nicaragua, como el burro de la noria seguimos dando vueltas y tumbos.

Durante las siguientes 48 horas los participantes se abocarían a este tema pero también a otros de igual importancia. Se hablaría de una interrogante que ha consumido a economistas e historiadores de todo el mundo durante muchos años: ¿Por qué Latinoamérica ha fallado? Y yo complementaría el título con un: “y sigue fallando,” puesto que es una interrogante que a mí en lo particular me ha intrigado durante toda mi vida profesional. Paco Gil Díaz, Sebastián Edwards, un economista chileno de prestigio mundial, y Arnold Harberger, el padre de ésta ya famosa Álamos Alliance y profesor de economía de UCLA, coordinados por  Rolf Luders, se envolvían en una excitante discusión para lograr detectar el porqué los EEUU y Canadá han alcanzado impresionante desarrollo, mientras América Latina continua fallando ante tal propósito.

El sábado se analizaría un tema desconocido por mucha gente y que ha sido el principal ingrediente del potaje de la economía mundial durante más de medio siglo: “Los acuerdos de Bretton Woods.” La iniciativa de Keynes que le diera vida a la arquitectura financiera mundial en 1945, después de la guerra que casi destruye el mundo entero. El encargado de este neurálgico análisis sería un economista del mismo calibre, el Dr. Benn Steil, director de economía internacional en el Council of Foreing Relations y nos llevaría en una ruta desde su nacimiento hasta muerte de los acuerdos en 1971, cortesía del Presidente Nixon, para dar vida el casino más grande del mundo… el nuevo sistema monetario internacional.

Finalmente se llegaba al plato principal de esta convocatoria con el tema: “Abandonando la era de Expansión Monetaria.” Para este propósito, Tom Saving, profesor de economía en Texas A&M y coordinador de la última mesa, reclutaba los cañones de gran calibre en las figuras de Phil Gramm, ex presidente del comité de Banca en el senado de los EEUU, Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, y Thomas Hoening, ex presidente del FED. La discusión se centraba en las políticas monetarias expansivas de los bancos centrales durante los últimos años, y las posibles repercusiones para el mundo entero.

Con sabias palabras pronunciadas por Ricardo López Murphy en el palacio municipal, se daba por terminada la convocatoria y todos regresábamos a nuestros diferentes orígenes con una mejor panorámica de lo que sucede, y deba suceder, en este complicado mundo de las economías, de las relaciones internacionales y en el mundo de la libertad. 

• Álamos Alliance

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus