MIÉRCOLES, 9 DE ABRIL DE 2014
Inversión, de mal en peor

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)

Arturo Damm
• Empresario = Benefactor

Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“La intención del gobierno de Peña Nieto es mover a México, para lo cual hay que mover, en primer lugar, a la economía, es decir: a la producción de bienes y servicios, a la creación de empleos, a la generación de ingresos, para lo cual hay que mover, a manera de causa necesaria, a la inversión directa, misma que, efectivamente se ha movido, ¡pero en reversa!, momento de preguntar ¿por qué?”


La inversión directa, la que abre empresas, produce bienes y servicios, crea empleos, y genera ingresos, es la clave del crecimiento de la economía, que es la parte cuantitativa del progreso económico: producir más bienes y servicios, crear más empleos, generar más ingreso. (Nótese todo lo que depende de dicha inversión: producción de bienes y servicios; creación de empleos; generación de ingreso, y todo lo que depende de ello: el bienestar de las familias, siendo que a ese nivel, el de la economía familiar, debe calificarse el desempeño económico de un país).

La inversión directa es todo gasto destinado, en primer lugar, a producir más, de tal manera que se puede invertir en investigación científica; en desarrollo tecnológico; en instalaciones, maquinaria y equipo; en infraestructura de comunicaciones y transportes; en educación y capacitación, y en todo lo que contribuye a que produzcamos más bienes y servicios.

La inversión en instalaciones, maquinaria y equipo, la inversión fija bruta, es importante porque proporciona la infraestructura física que hace posible los procesos de producción de los bienes y servicios: por un lado proporciona las instalaciones en las cuales se lleva a cabo la producción, por el otro proporciona la maquinaria y el equipo con los cuales se realiza la producción. Es por ello que el comportamiento de la inversión fija bruta es un buen indicador del comportamiento de la inversión directa en su conjunto, comportamiento que en México deja mucho que desear, tal y como lo muestran los datos del INEGI[1].

En enero del 2012 la inversión fija bruta creció, en términos anualizados (comparando cada mes con el mismo mes del año anterior) 4.3 por ciento (11.3 maquinaria y equipo, 1.0 construcción). Un año después, en enero del 2013 creció solamente 0.5 por ciento (9.3 maquinaria y equipo, menos 4.1 construcción). En enero pasado decreció 2.4 por ciento (menos 1.9 maquinaria y equipo, menos 2.7 construcción).

Si de la comparación anualizada pasamos a la mensual (comparando cada mes con el mes anterior), estos son los resultados: en noviembre la inversión fija bruta creció 1.77 por ciento (menos 0.70 maquinaria y equipo, 1.89 construcción); en diciembre decreció 0.57 por ciento (0.07 maquinaria y equipo, menos 0.59 construcción); en enero decreció 0.62 por ciento (menos 0.48 maquinaria y equipo, menos 2.59 construcción).

La intención del gobierno de Peña Nieto es mover a México, para lo cual hay que mover, en primer lugar, a la economía, es decir: a la producción de bienes y servicios, a la creación de empleos, a la generación de ingresos, para lo cual hay que mover, a manera de causa necesaria, a la inversión directa, misma que, efectivamente se ha movido, ¡pero en reversa!, momento de preguntar ¿por qué? Porque hasta ahora el gobierno no ha generado seguridad y confianza suficientes, ingredientes indispensables para que los capitalistas decidan invertir, seguridad y confianza que forman parte esencial de la competitividad de un país, definida como la capacidad para atraer, retener y multiplicar inversión directa, algo que en México no se está dando.

_____________

[1] INEGI. Indicador mensual de la inversión fija bruta en México. Cifras durante enero de 2014.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus