JUEVES, 10 DE ABRIL DE 2014
Cuba, ¿hacia el neoliberalismo?

A un año del comienzo del gobierno de López Obrador, usted cree que hemos mejorado en...
Economía
Seguridad
Ambas
Ninguna de las dos



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Luis Pazos
• AMLO: los buenos y los malos

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Ricardo Valenzuela
• ¿Son los EU abanderados del capitalismo salvaje?

Arturo Damm
• Las expectativas

Isaac Katz
• Un pésimo año

Arturo Damm
• Un año: lo bueno, lo malo (II)

Víctor Hugo Becerra
• Narcoterrorismo en México


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“¡Perdón! le dicen a las generaciones que vivieron en la miseria medio siglo, nos equivocamos, vamos a rectificar, pero no a dejar el poder.”


Hace 50 años cuando Castro bajo de la Sierra Maestra, la mayoría de los cubanos confiaba en que la represión del dictador Fulgencio Batista quedaría atrás. De las primeras declaraciones de Fidel Castro a la prensa fue que en breve convocaría a elecciones democráticas.

Al poco tiempo se declaró marxista-leninista, empezó a expropiar empresas: grandes y chicas, tierras: latifundios y minifundios y declaró “non gratas” a las empresas extranjeras. Prohibió toda actividad comercial y empresarial a los particulares. De ahí en adelante su líder Fidel Castro, sin elecciones, en nombre de la “dictadura del proletariado”, se encargó de lograr el progreso y la igualdad entre sus habitantes.

Medio siglo después Cuba se encuentra entre los países con menor ingreso por habitante y el que más libertades individuales ha perdido en toda la región. Un trabajador del gobierno gana en promedio 16 dólares mensuales, equivalente a 210 pesos mexicanos.

Raúl Castro, nuevo mandatario de Cuba, hermano de Fidel Castro, ante el fracaso del sistema socialista, empieza el retorno al sistema de mercado, que durante muchos años tacharon de explotador y depredador de los trabajadores.

Recientemente, como lo hizo la ex-URSS y China, abrió las puertas en todos los sectores, incluido el petrolero, a la inversión extranjera, ofreciéndole exención de impuestos en algunos casos y en otros bajándoselos del 30 al 15% y comprometiéndose a no expropiar  ningún activo de los extranjeros.

Varias generaciones de cubanos pasaron hambre y más de un millón tuvieron que abandonar la isla ante la precaria situación económica debido a la implementación de un sistema que ahora salen los mismos que lo implantaron con que  no funciona. ¡Perdón! le dicen a las generaciones que vivieron en la miseria medio siglo, nos equivocamos, vamos a rectificar, pero no a dejar el poder.

• Liberalismo • Socialismo • Cuba

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus