Pesos y contrapesos
Abr 14, 2014
Arturo Damm

Apología del mercado (I)

Una y otra vez surgen las críticas al mercado, al cual se le ve como un mal necesario, al que hay que controlar, o como un mal innecesario, al cual hay que sustituir, afirmaciones que plantean las siguientes preguntas: controlar, ¿de qué manera?; sustituir, ¿con qué?

Una y otra vez surgen las críticas al mercado, al cual se le ve como un mal necesario, al que hay que controlar, o como un mal innecesario, al cual hay que sustituir, afirmaciones que plantean las siguientes preguntas: controlar, ¿de qué manera?; sustituir, ¿con qué?, preguntas cuyas respuestas son: de tal manera que el resultado sea mejor; con algo que dé mejores resultados, respuestas que plantean esta pregunta: mejores resultados, ¿en qué términos?, pregunta cuya repuesta correcta es: en términos de la satisfacción de las necesidades de los consumidores. ¿Hay manera de controlar al mercado para que de dicho control se sigan mejores resultados de los que se obtienen sin el mismo? ¿Hay algo, más eficaz que el mercado, con lo que sustituirlo y obtener mejores resultados? Para responder hay que contestar, primero, esta pregunta: ¿qué es el mercado?

Según el Diccionario de la Lengua Española, de la Real Academia Española(1), mercado es: 1) el “sitio público destinado permanentemente, o en días señalados, para vender, comprar o permutar bienes o servicios”; 2) el “conjunto de actividades realizadas libremente por los agentes económicos sin intervención del poder público”. La primera definición está dada en términos del lugar donde se compra y se vende mercancía; la segunda en términos de la actividad que, en ese lugar, realizan, ¡sin intervención del gobierno!, los agentes económicos, definiciones que apuntan en la dirección correcta, pero sin dar en el blanco.

Según el Diccionario de Economía y Finanzas, de la Enciclopedia y Biblioteca Virtual de las Ciencias Sociales, Económicas y Jurídicas(2),  mercado “es el contexto dentro del cual toma lugar la compra y venta de mercancías, o donde se encuentran quienes demandan bienes y servicios con quienes los ofrecen”, definición que está dada en términos, en primer lugar, del contexto, que es, según el ya mentado Diccionario de la Lengua Española, el “entorno físico (…) en el cual se considera un hecho” y, en segundo lugar, de las actividades económicas que en ese contexto tienen lugar: la oferta y demanda de mercancías, definición que también apunta en la dirección correcta, pero sin dar en el blanco.

El mercado supone la oferta de, y demanda por, bienes y servicios, y un lugar en el cual los vendedores ofrezcan y los compradores demanden, pero lo que define al mercado es la relación de intercambio entre oferentes y demandantes, de tal manera que, en ausencia de esa relación, estrictamente hablando, no hay mercado. La oferta de, y la demanda por, bienes y servicios, y un lugar en el cual los vendedores ofrezcan y los compradores demanden, es condición necesaria, más no suficiente, para que realmente haya mercado, cuya definición correcta es “la relación de intercambio entre oferentes y demandantes”, de tal manera que el mercadeo no es, ni un lugar, ni la oferta de, y demanda por, mercancías, sino esa relación de intercambio. Y esa relación, ¿tiene algo de malo? ¿Implica, como lo suponen quienes descalifican al mercado, algún tipo de mal? ¿Algún exceso? ¿Algún defecto?

Continuará

___________

(1) http://lema.rae.es/drae/?val=mercado

(2) http://www.eumed.net/cursecon/dic/M.htm#mercado



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Donde hay una necesidad nace un derecho.

Axel Kiciloff
Entrar
Encuesta de la semana
En los primeros 6 meses del año las pérdidas de Pemex ascendieron a 606 mil 587 millones de pesos y no parece que el escenario mejore en lo que resta del año debido a la menor demanda de combustibles provocada por la emergencia sanitaria global, a mediano plazo por la excesiva deuda que carga y a largo plazo por la menor dependencia de combustibles fósiles. Dado lo anterior, ¿qué se debe hacer con la empresa paraestatal?
Artículos recientes...
Rodrigo Hernández
• ¿Es México capitalista?
Arturo Damm
• Cuestión de lógica
Manuel Suárez Mier
• Cabildeo en Washington en 2020
Arturo Damm
• PIB
Ricardo Valenzuela
• ¿Quién es realmente Donald Trump?
Arturo Damm
• Estado comatoso