MARTES, 15 DE ABRIL DE 2014
Censo educativo

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Mercado significa libertad para producir y libertad para consumir. Atacarlo es atacar la autonomía de la voluntad.”
Antonio Escohotado


Más artículos...
Santos Mercado
• El capitalismo lo inventaron las mujeres

Arturo Damm
• Tasa a la baja

Erika Donjuán y Miguel A. Cervantes
• Rigidez laboral en México (II)

Manuel Suárez Mier
• Populismo expulsa expertos

Arturo Damm
• Desempleo

Luis Pazos
• Viacrucis en el IMSS

Isaac Katz







“La educación pública es un desastre no importa por donde se le vea y la pregunta que sigue es qué van a hacer las autoridades educativas porque de seguir así estaremos condenando a México al subdesarrollo permanente.”


Si no hay información no se puede planear y menos actuar. El INEGI publicó los resultados del censo educativo y lo que se puede decir es que nuestro sistema educativo nacional es un desastre. El censo midió cantidades, no calidad, pero los puros resultados cuantitativos son suficientes para afirmar que lo que ahora observamos es el resultado de una enorme negligencia histórica por parte de las autoridades educativas y una criminal complicidad entre el gobierno y el sindicato de profesores. Me atrevo a utilizar la palabra "criminal" porque lo que han hecho y lo que han dejado de hacer en la materia violenta los derechos individuales de los niños a recibir una educación de calidad y los ha condenado a egresar del sistema educativo sin los conocimientos mínimos necesarios para insertarse eficiente y productivamente en el mercado laboral.

Los resultados del censo son para dar vergüenza. Del total de maestros censados (casi un millón trescientos mil), 113 mil están laborando en "otro centro de trabajo", 30 mil están con licencia y/o comisionados a labores sindicales (habría que preguntarse si Elba Esther Gordillo, a quién no se le ha declarado culpable de ningún delito que se le imputa aún sigue cobrando), 115 mil se retiraron, jubilaron o, peor aún, fallecieron pero siguen cobrando y 39 mil nadie los conoce y su paradero es desconocido, aviadores puros. Casi 300,000 individuos que cobran religiosamente su sueldo pero que no cumplen las labores para lo que fueron contratados: impartir clases. Mexicanos Primero estima que el costo de esto asciende a 35 mil millones de pesos. Es, como ellos lo califican, el mayor robo en la historia de México y ello sin tomar en cuenta que no todas las escuelas fueron censadas debido al boicot de la CNTE en Michoacán, Oaxaca y Chiapas.

El gobierno destina casi 7% del PIB al presupuesto educativo (uno de los más elevados dentro de los países que conforman la OCDE) pero casi el 98% se destina a pagar sueldos por lo que prácticamente nada se destina a la inversión en capacitación y menos aún a infraestructura y aquí los resultados del censo son escandalosos: 31% de las escuelas carecen de agua potable, 13% no tienen sanitarios, 48% no tienen drenaje, 11% no tienen electricidad (comparado con que solo 2% de las viviendas no cuentan con este servicio) y una enorme cantidad carecen de mobiliarios para el profesor, pupitres para los alumnos y hasta de pizarrón. Además, en esta era de la revolución cibernética, la era de la información, 60% de las escuelas no tienen equipo de cómputo y 80% no tienen acceso a internet.

La educación pública es un desastre no importa por donde se le vea (ahí están los resultados de la ahora suspendida prueba Enlace y los de PISA) y la pregunta que sigue es qué van a hacer las autoridades educativas porque de seguir así estaremos condenando a México al subdesarrollo permanente. Lo primero que hay que esperar es que efectivamente se cumpla lo que prometió el Secretario de Educación Pública de que quién no imparta clases no cobrará, un avance pero no es suficiente.

La evaluación a que por ley deben sujetarse los profesores tiene que ser la base para instrumentar programas de capacitación para remediar sus deficiencias de conocimientos y pedagógicas. Y también es crucial invertir en infraestructura ya que si las escuelas no cuentan con lo indispensable difícilmente podemos esperar un buen aprovechamiento de los alumnos.

El destino ya nos alcanzó.

• Educación / Capital humano

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus