MIÉRCOLES, 21 DE MAYO DE 2014
Recesión:¿Sí o no? (II)

¿Usted cree que la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Arturo Damm







“¿Estamos o no estamos en recesión?”


La recesión económica puede definirse como 1) el menor crecimiento, con relación al pasado inmediato, de la actividad económica; como 2) el crecimiento, de la actividad económica, por debajo de su tendencia a largo plazo; como 3) el decrecimiento, con relación al pasado reciente, de la actividad económica, y por actividad económica se puede entender, o la producción de bienes y servicios, el Producto Interno Bruto, PIB, o algún índice armado a partir de otras variables relacionadas con la actividad económica: creación de empleos, actividad industrial, importaciones y exportaciones, ventas, tipo de cambio, índice bursátil, tasa de interés, etc., todo lo cual quiere decir que la respuesta a la pregunta ¿está o no una economía en recesión? depende de la manera en la que se arme la definición de recesión económica, existiendo varias combinaciones posibles.

Ante tantas posibilidades de definición debemos preguntarnos si no hay una definición “ortodoxa”, “canónica”, de libro de texto, de diccionario de economía, de recesión económica, que vendría a ser (en el sentido en el que Kuhn usó el término en su famoso libro La Estructura de las Revoluciones Científicas) la definición paradigmática, la generalmente aceptada por la mayoría de los economistas. ¿La hay?

Independientemente de la respuesta, y teniendo presente que mi intención es saber quién, el INEGI o el secretario de Hacienda, está en lo cierto en torno a la pregunta de si la economía mexicana está o no en recesión, hay que tener en cuenta que la definición de recesión que da el INEGI es “cuando el componente cíclico del indicador está decreciendo y se ubica por debajo de su tendencia de largo plazo”, indicador que es tanto el coincidente (que indica lo que pasó) como el adelantado (que señala lo que puede pasar), indicador cíclico que, en el pasado mes de febrero, último mes reportado por el INEGI, efectivamente decreció y se ubicó por debajo de su tendencia de largo plazo[1]. Por definición (según la del INEGI), la economía mexicana sí está atravesando por una recesión, algo que el secretario de Hacienda niega, a partir, obviamente, de otra definición de recesión, que Videgaray (hasta donde yo sé) no ha hecho explícita, pero que supone que la misma se da cuando la tasa de crecimiento del PIB es negativa, es decir, cuando decrece la producción de bienes y servicios. Cito de la nota de CNN: “El secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, negó (…) que la economía mexicana esté en recesión, ya que, argumentó, crece y genera empleos  además de estar apoyada por un repunte de las exportaciones y un dinámico ejercicio del gasto público (¡ah, el keynesianismo!)[2] conforme a lo previsto”.

Entonces, ¿estamos o no estamos en recesión?

Continuará.

_______________

[1] http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/espanol/prensa/comunicados/sica.pdf

[2] Paréntesis mío.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus