MARTES, 20 DE MAYO DE 2014
Pendientes

¿Usted cree que la economía mexicana crecerá este año 2% como asegura López Obrador?
No
No sé



“La banca central solo puede decidir entre uno de tres caminos posibles: a qué tasa contraer, a qué tasa expandir o dejar inalterada la base monetaria.”
Alberto Benegas Lynch (h)

Isaac Katz







“Mientras estos problemas no se atiendan el potencial de crecimiento derivado de las reformas señaladas difícilmente se logrará.”


El próximo viernes el INEGI dará a conocer el PIB del primer trimestre y no se esperan buenas noticias. Si vamos a los datos del año pasado, el PIB del primer trimestre fue de 13,044 miles de millones de pesos (a precios contantes de 2008), mientras que el correspondiente al cuarto trimestre ascendió a 13,833 miles de millones de pesos. Por los indicadores con los que contamos, como el IGAE, consumo privado, formación bruta de capital fijo y exportaciones, se esperaría que a tasa anual el PIB crezca en alrededor de 2%, lo que lo situaría en 13,305 miles de millones de pesos, una estrepitosa caída de 3.8% respecto del valor del cuarto trimestre del 2013.

El consenso entre los encuestados tanto por Banco de México como por Banamex sitúan el crecimiento esperado para este año en alrededor de 3%, al igual que los pronósticos del FMI y del Banco Mundial, mientras que la OCDE pronostica 3.4%. Es claro que el dato del primer trimestre debería obligar al gobierno a reducir su estimado ya que es imposible alcanzar el 3.9% previsto originalmente. Un año más de crecimiento mediocre, con el PIB por habitante apenas aumentando 1% después de que el año pasado se contrajo en ese mismo porcentaje.

La apuesta del gobierno, correctamente, es que las reformas institucionales que se han hecho como la financiera y la de competencia, más las que esperan se harán próximamente al ser aprobadas las leyes secundarias en telecomunicaciones y energía, si es que están bien diseñadas e instrumentadas (lo cual en este momento está muy en duda) impulsen en el mediano plazo a la economía, hacia tasas de alrededor del 5%.

Hay sin embargo otros elementos dentro del marco institucional que no están siendo tomados en consideración y que son muy importantes para lograr de manera sostenida esa mayor tasa de crecimiento. Resaltan dos: la protección judicial de los derechos de propiedad y la corrupción.

Respecto del primero, la función más importante del Poder Judicial es proteger los derechos de propiedad garantizando el cumplimiento de los contratos y aquí estamos realmente muy mal. Los tribunales estatales en donde se dirimen la mayor parte de las controversias entre particulares, particularmente por violaciones de contratos mercantiles, no son efectivamente independientes e imparciales. El que no haya la garantía judicial del cumplimiento de los contratos, deriva en una asignación socialmente ineficiente de recursos además de inhibir la inversión. Este es un grave problema que simplemente no se está atendiendo.

En cuanto a la corrupción, está simplemente no se abate y, como lo he mencionado en otras ocasiones, es un juego de suma negativo con un alto costo social. Corrupción en todos los niveles: en los cuerpos policíacos y en los juzgados, obtener un permiso o licencia derivado de una excesiva e ineficiente regulación, conectarse a las redes de agua y de electricidad, adjudicación de contratos de obra pública, desvió de recursos públicos, pagos extraordinarios para obtener un servicio público y un largo etcétera, derivan en un desperdicio socialmente hablando de los recursos escasos de los que disponemos más el hecho de que desincentivan la inversión y el crecimiento. Algunos avances se han logrado como la reforma del IFAI pero no son suficientes. La propuesta de una comisión anticorrupción está atorada en el Congreso, quizás porque los mismos políticos no quieren perder la posibilidad de apropiarse de rentas.

Mientras estos problemas no se atiendan el potencial de crecimiento derivado de las reformas arriba señaladas difícilmente se logrará.

• Problemas económicos de México • Corrupción

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus