Pesos y contrapesos
Jun 6, 2014
Arturo Damm

Confianza empresarial

Una cosa es que se vaya recuperando la confianza para invertir, y otra que ya se haya alcanzado el nivel necesario para invertir. No es lo mismo

El crecimiento de la producción de bienes y servicios, a partir del cual se mide el crecimiento de la economía, depende de las inversiones directas, aquellas que refuerzan y/o abren empresas, producen bienes y servicios, crean empleos, y les permite, a quienes obtienen esos puestos de trabajo, generar ingresos, inversiones directas que dependen, de manera importante, de la confianza de los empresarios, de tal manera que podemos establecer esta relación: a mayor (menor) confianza más (menos) inversiones, y a más (menos) inversiones mayor (menor) crecimiento de la economía.

Dada esta relación resulta importante el Índice de Confianza Empresarial, que calcula y publica el INEGI, para medir y dar conocer la confianza de los empresarios (de las industrias manufactureras y de la construcción, y del sector comercio), a partir de las repuestas dadas, por los empresarios, a estas preguntas: 1) ¿Cree que éste es el momento adecuado para invertir? 2) ¿Cómo considera usted la situación económica del país hoy comparada con la de hace un año? 3) ¿Cómo considera usted que será la situación económica del país dentro de un año respecto a la actual? 4) ¿Cómo considera usted la situación económica de su empresa hoy comparada con la de hace doce meses? 5) ¿Cómo cree usted que será la situación económica de su empresa dentro de doce meses respecto a la actual?

En mayo de 2013 el índice promedio de confianza empresarial (tomando en cuenta los índices de las industrias manufactureras y de la construcción, y del sector comercio) se ubicó en 56.5 puntos. Un año después, en mayo pasado, alcanzó las 52.4 unidades. Resultado: reducción, en términos anuales (mayo 2013 – mayo 2014), en la confianza empresarial.

¿Qué pasó, con dicho índice, entre enero y mayo? Estos son los números: enero, 50.7; febrero, 52.5; marzo, 52.8; abril, 53.1; mayo, 52.4. Sumamos tres meses –febrero, marzo y abril– con confianza a la alza, tendencia que no se mantuvo en mayo, mes durante el cual la confianza bajó, pero ubicándose por arriba de la alcanzada en enero. Resultado: aumento, en términos mensuales (enero 2014 – mayo 2014), de la confianza empresarial.

Con relación a la pregunta si el actual es, o no, un buen momento para invertir, este es el resultado. Índices: mayo 2013, 47.8; mayo 2014, 37.6. Resultado: reducción, en términos anuales (mayo 2013 – mayo 2014), en la confianza empresarial para invertir. Malo. Índices 2014: enero, 33.7; febrero, 37.1; marzo, 38.0; abril, 38.4, mayo, 37.7. Resultado: aumento, en términos mensuales (enero 2014 – mayo 2014), de la confianza empresarial para invertir. Bueno.

Por último una aclaración. Una cosa es que se vaya recuperando la confianza para invertir, y otra que ya se haya alcanzado el nivel necesario para invertir. No es lo mismo.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El gobierno es un mal necesario

Thomas Paine
Entrar
Encuesta de la semana
Datos al cierre de enero: la inversión cae a lo largo de 12 meses y el consumo está virtualmente estancado. ¿Considera que en México existen las condiciones para crear 2 millones de empleos en los siguientes 9 meses?
Artículos recientes...
Isaac Katz
• El discurso
Arturo Damm
• AMLO, deudófobo
Asuntos Capitales
• Inversión Fija Bruta
Víctor Hugo Becerra
• López Obrador: La gran estafa
Arturo Damm
• Consumo solidario
Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos