MARTES, 1 DE JULIO DE 2014
Crear riqueza (V)

¿Usted cree que la economía mexicana crecerá este año 2% como asegura López Obrador?
No
No sé



“La banca central solo puede decidir entre uno de tres caminos posibles: a qué tasa contraer, a qué tasa expandir o dejar inalterada la base monetaria.”
Alberto Benegas Lynch (h)

Isaac Katz







“Necesitamos, urgentemente, generar las condiciones para crear riqueza. 32 años de estancamiento ya fueron muchos.”


Los cuatro artículos pasados de esta serie los dediqué a la importancia de acumular riqueza como fuente de mayor crecimiento económico así como algunos de los elementos que la han inhibido. Es claro que para que la economía se expanda sostenidamente a mayores tasas es indispensable que cada agente económico privado acumule riqueza, las empresas a través de la inversión y la introducción de cambios tecnológicos que incrementen la productividad de los factores de la producción, mientras que para las familias su acumulación de riqueza se manifieste en una mayor cantidad y calidad del capital humano, la adquisición de bienes de consumo duraderos y la acumulación de riqueza financiera. Esta acumulación privada de riqueza tiene que ir acompañada de la acumulación de riqueza "nacional" como lo son las obras de infraestructura tales como comunicaciones, energía y la de carácter urbano.

La economía mexicana prácticamente no ha crecido durante las últimas tres décadas porque el arreglo institucional ha inhibido esta acumulación de riqueza. Una muy deficiente definición de los derechos de propiedad plasmada en una enorme maraña de disposiciones legales (cientos de leyes federales y estatales junto con miles de reglamentos y disposiciones gubernamentales), una notoria ineficiente protección por parte del poder judicial de estos derechos, uno que no cumple con su principal función que es garantizar el cumplimento de los contratos, un país en donde lo que impera es la corrupción, una economía plagada de prácticas monopólicas, especialmente en sectores considerados como cruciales, un sistema caracterizado por el capitalismo de "cuates", un marco regulatorio que favorece la búsqueda y apropiación de rentas, una notoria ineficiencia en el gasto público, con programas que destruyen riqueza y más.

El camino parecería entonces obvio: eliminar todos aquellos elementos que inhiben la creación de riqueza y el crecimiento. Y entonces la pregunta relevante es: ¿por qué si la sociedad en su conjunto gana con un mejor arreglo institucional, no se avanza en esa dirección? Y la respuesta también es obvia: no se mejora el entramado institucional porque hay quienes obtienen un beneficio del statu quo socialmente ineficiente. Podemos identificar al menos seis de este tipo de agentes.

Primero, los empleados públicos que utilizan la deficiente regulación de los mercados para obtener un poder discrecional que les permite extorsionar al sector privado y obtener así una renta. Segundo, funcionarios con el poder de ejercer una parte del gasto gubernamental que les da, dada la opacidad y falta de rendición de cuentas, asignar contratos de obra pública y de proveeduría a cambio de un "moche". Tercero, empresarios que se benefician de la protección de una mayor competencia a través del marco regulatorio o de otros que, actuando como grupos de interés, obtienen subsidios gubernamentales. Cuarto, policías y agentes de los ministerios públicos ineficientes o de plano protectores de la delincuencia. Quinto, jueces corruptos que, por lo mismo, no son imparciales en sus sentencias. Y sexto los sindicatos, particularmente los empleados públicos. Todos ellos actúan como extractores de rentas, inhiben la generación de riqueza, lo que se traduce en un enorme costo social que deriva en menor crecimiento y menor bienestar social.

México necesita urgentemente moverse hacia un arreglo institucional que se caracterice por mercados competitivos, uno en donde haya igualdad de oportunidades, sin corrupción, sin opacidad. Necesitamos que la cancha sea pareja y con reglas transparentares y claras, sin privilegios para unos cuantos y con árbitros realmente independientes e imparciales. Necesitamos, urgentemente, generar las condiciones para crear riqueza. 32 años de estancamiento ya fueron muchos.

• Libertad económica • Cultura económica • Derechos de propiedad • Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus