LUNES, 15 DE SEPTIEMBRE DE 2014
Déficit, la manera correcta de medirlo

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿De cuánto será el déficit presupuestario del sector gubernamental el año entrante? Hagamos las cuentas”


El déficit presupuestario es la parte del gasto gubernamental que no se financia con impuestos sino con deuda, momento de recordar este principio de prudencia financiera: la deuda, para cualquier agente económico, incluido el gobierno, debe ser una manera extraordinaria de financiar gasto, por ningún motivo una forma habitual de hacerlo, como irresponsablemente se ha vuelto para el gobierno, comenzando por el Federal.

Bien calculado, en función de los Requerimientos Financieros del Sector Público (que miden las necesidades de financiamiento para alcanzar los objetivos de las políticas públicas, tanto de las entidades adscritas al sector público como de las entidades del sector privado y social que actúan por cuenta del gobierno), para el año entrante se prevé un déficit presupuestario del 4 por ciento del PIB (el ingreso generado en la economía mexicana, consecuencia de la producción de bienes y servicios), porcentaje equivalente a 734.3 mil millones de pesos, déficit que deberá ser financiado con deuda, mismo que, al ser estimado en un 4 por ciento del PIB, ¡sólo un 4 por ciento!, puede no parecer grave o amenazador, dañino o preocupante. Sólo 4 por ciento del PIB, ¿qué tan grave puede ser?

Para responder hay que tener presente la trampa/engaño/ficción que supone calcular el déficit en las finanzas del cualquier agente económico, el gobierno incluido, como porcentaje del ingreso generado entre todos, el PIB, y no, ¡tal y como debe ser!, como porcentaje del ingreso generado por el agente económico que incurre en dicho déficit, y ello por una razón muy sencilla: será con su ingreso, no con el de todos, con el que tendrá que pagar sus deudas[1]. Hechas así las cuentas, ¿de cuánto será el déficit presupuestario del sector gubernamental el año entrante? Hagámoslas.

Para el año entrante se prevé un ingreso total del sector gubernamental de 4.7 millones de millones de pesos ($4,676,237,100,000.00) y unos requerimientos financieros (deuda) de 7.3 mil millones de pesos ($734,279,600,000.00). ¿A qué porcentaje de ese ingreso total equivalen los mentados requerimientos financieros? Al 15.7 por ciento, cifra casi cuatro veces mayor que el citado cuatro por ciento como proporción del PIB. Esta es la verdadera magnitud del déficit y no, como de entrada lo señaló la Secretaría de Hacienda al momento de presentar el Paquete Económico 2015 (Ley de Ingresos, Presupuesto de Egresos, Criterios Generales de Política Económica), el 1 por ciento del PIB, en su “medida más estrecha”, o el 4 por ciento, en su “medida más amplia”, la que corresponde a los Requerimientos Financieros del Sector Público.

¿Será mucho pedir que, de ahora en adelante, estas cifras se presenten, no tramposamente como porcentaje del ingreso generado entre todos, el PIB, sino como porcentaje del ingreso del sector gubernamental?

__________

[1] Sin olvidar que el ingreso del gobierno proviene del cobro de impuestos, es decir, de obligar al contribuyente a entregar pare de su ingreso.

• Problemas económicos de México • Impuestos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus