LUNES, 12 DE ENERO DE 2015
El PRI, otra vez el PRI

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“El PRI, otra vez el PRI, lamento decirlo, nos sale con verdaderas tonterías peligrosas en materia económica”


El PRI, otra vez el PRI, lamento decirlo, nos sale con verdaderas tonterías peligrosas en materia económica. En ese partido continúan pensando que es el gobierno el que debe dirigir a la actividad económica, que el gobierno debe gastar y gastar más para que la economía crezca. Esas sandeces ya nos costaron muy caro en los años ochentas en donde el gasto público aumentó espectacularmente y lo único que logramos fue un enorme déficit de finanzas públicas, un brutal endeudamiento externo que desembocó en devaluaciones e inflaciones abruptas que se tradujeron en crecimientos negativos del PIB y que minaron el bienestar de todos los mexicanos.

¿Y por qué recuerdo esto? Porque en diversos spots televisivos aparece el presidente Peña Nieto anunciando que el gobierno gastará y gastará en becas, en obra pública masiva (con dudosos criterios costo-beneficio como la nueva ruta de trenes que planea construir), más subsidio a la vivienda (igualitos que los zonzos del PAN que creen que es el gobierno el que debe dar vivienda y subir salarios mínimos a todo mundo, ahí está el ignorante dirigente panista Ricardo Anaya repitiendo como perico que subir el salario mínimo es lo “justo”, cómo se nota que este político al igual que Gustavo Madero, es ignorante, peligrosamente ignorante al tratarse de un político, en materia de economía) y desde luego más créditos del gobierno al sector privado.

De verdad no les cae el veinte a estos políticos ignorantes. Es el sector privado el que genera la riqueza y con sus impuestos mantiene al gobierno (a los gobiernos de distintos niveles), nunca al revés. Ahora resulta que el gobierno gasta y genera “efectos multiplicadores” y aumenta la riqueza. De verdad dan lástima con su keynesianismo ramplón. El gobierno mexicano gasta mucho y gasta mal; buena parte del gasto público no va a infraestructura y bienes públicos necesarios; buena parte del gasto público es dirigido a burocracias privilegiadas, a grupos empresariales buscadores de rentas (privilegios que obtienen de las dadivas del gobierno y que los contribuyentes productivos somos finalmente los que financiamos a estos empresarios parásitos) y por supuesto a “gobers preciosos” que sólo gastan en programas clientelares y que año con año aumentan peligrosamente sus deudas estatales (que otra vez terminamos pagando los contribuyentes cautivos y productivos que trabajamos en el sector privado).

¿Y qué decir de los partidos políticos? Otros parásitos que viven del Erario Público, y que cada año se aumentan sueldos y salarios, así como partidas presupuestales para sus organizaciones chupeteadoras y buenas para nada.

Yo le recuerdo al señor presidente Peña lo siguiente:

De acuerdo al Foro económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), México perdió 18 lugares en el comparativo sobre la eficiencia del ejercicio del gasto público, que lo llevó del puesto 81 que tenía el año pasado hasta el 99 que ocupa hoy, en la categoría de “despilfarro en el gasto público”. Es decir, hasta países como el asiático Vietnam (lugar 83), los africanos Burkina Faso (sitio 91), Tanzania (84), Costa de Marfil (Rank 38), los latinoamericanos El Salvador (puesto 66) y Guyana (71), tienen una gestión del ejercicio del gasto público más competitiva que la mexicana.

Si nos metemos más en el documento, encontramos que el que ha sido considerado por el mismo WEF como “la fortaleza tradicional de México”, es decir, la estabilidad macroeconómica, también sufrió también una caída de seis lugares en el contexto macro, desde el sitio 49 que tenía el año pasado, al 53 que ostenta hoy. El lector puede checar si gusta el siguiente link:

http://www3.weforum.org/docs/WEF_GlobalCompetitivenessReport_2014-15.pdf

En el tercer pilar de competitividad, el de ambiente macroeconómico, integrado por cinco subcategorías, la de deuda pública de México como proporción del PIB, pasó de ubicarse en el sitio 77 entre 144 países al 80 que ocupa hoy.

Sí, aunque hace poco el Secretario de Hacienda Videgaray señaló que México ya no se endeudará más, lo cierto es que del poco más de 30% de deuda pública como porcentaje del PIB que dejaron los panistas (en especial el gastalón gobierno calderonista), ya el gobierno priista de Peña tiene el coeficiente deuda/PIB en poco más del 40%. El Secretario se puede echar puro rollo, pero los números desmienten al gastalón gobierno de Peña.

Tres datos que sí se cumplirán para el año que comienza: menor crecimiento del PIB (por la reforma fiscal nefasta del gobierno y que no modificará ante la caída en los precios del barril de petróleo), mayor inflación y mayor crecimiento del endeudamiento; aunque Videgaray declare lo contrario, en los hechos, el desplome de los precios del petróleo y el despilfarro del gasto público continúan.

Aun así, amigo lector, con todo y el ineficiente manejo macroeconómico priista, le deseo un feliz y próspero año nuevo.

• Populismo • Problemas económicos de México • PRI • Buscadores de rentas • PAN • keynesianismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus