LUNES, 19 DE ENERO DE 2015
¿Emisión de deuda exitosa?

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza

Roberto Salinas
• Libertad económica

Luis Pazos
• Cero crecimiento en 2019, ¿por qué?

Arturo Damm
• Empobrecimiento

Isaac Katz
• Competitividad

Ricardo Valenzuela
• La sarna del congreso de EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“No hay nada que celebrar aunque el gobierno declare lo contrario”


Pemex tiene pasivos por jubilaciones y pensiones de 1.13 billones de pesos y la CFE por 507,000 millones de pesos, según datos de las propias paraestatales. En ambos casos estos rubros suponen casi el 50% del total de sus pasivos.

Los pasivos sólo por pensiones y jubilaciones de Pemex y CFE representan cerca del 10% del Producto Interno Bruto (PIB) de México, toda una carga financiera para las futuras generaciones de mexicanos.

Las paraestatales deben realizar los pagos de estas deudas incluidas cada trimestre en el gasto operacional o administrativo. Al no contar con reservas especiales para ello, utilizan recursos del presupuesto federal (al final recursos de todos los mexicanos que pagamos impuestos).

En el caso de Pemex, el reconocimiento de estos pasivos genera que en su balance general tenga un "patrimonio negativo", es decir, que los pasivos que reconoce son mayores a sus activos, lo que para una empresa privada significaría la bancarrota financiera.

Lamentablemente las paraestatales y sus excesos presupuestales no tienen en México como destino la quiebra, sino que sus pérdidas van a cuenta de los contribuyentes cautivos.

¿Por qué recuerdo esto al lector? Porque con bombo y platillo el gobierno presume lo siguiente:

Pemex realizó hace unos días una colocación de deuda en los mercados internacionales por un monto total de 6 mil millones de dólares en tres tramos: 1,500 millones de dólares con vencimiento en julio de 2020; 1,500 millones de dólares con vencimiento en enero de 2026 y 3 mil millones de dólares con vencimiento en enero de 2046. Se trataría de una colocación exitosa de bonos que no tiene parangón en la historia de una empresa del gobierno.

Otra vez, se presume del endeudamiento de una paraestatal que técnicamente por sus pasivos está quebrada.

Sin lugar a dudas Pemex hizo buena mercadotecnia para allegarse estos recursos que por cierto provienen en buena medida de fondos de pensiones del extranjero. Vaya como se las juegan estos fondos con el dinero de sus clientes en una empresa tan endeudada como Pemex. La mercadotecnia financiera vende más que la realidad de esta empresa.

El problema es que si las cosas fallan, y vaya como fallan en dicha paraestatal, este tipo de noticias significa mayor endeudamiento para los mexicanos, pues como ocurrió el año pasado, en el Congreso se aceptó que Hacienda asumiera los pasivos de Pemex con la condición de que la paraestatal mostrase buenos manejos financieros. Una vez más, y que no nos tomen el pelo, los contribuyentes cautivos asumimos finalmente la deuda de este elefante blanco llamado Pemex, del que la mayoría de los bolsillos de los mexicanos no depende para nada, no siendo así para el gobierno y su obesa y costosa burocracia en todos sus niveles.

Este tipo de noticias que el gobierno presume no es más que un asunto del que los contribuyentes debemos afligirnos, pues a diferencia de una empresa privada que con éxito se financia en los mercados internacionales, a las paraestatales si las cosas les salen mal (y ahí está la historia), somos los contribuyentes mexicanos quienes asumimos todas las pérdidas. Así de sencillo y que no nos echen rollo.

Lo de Pemex significa mayor endeudamiento para los mexicanos. Claro, el gobierno lo negará, pues su argumento es siempre el mismo, es deuda de Pemex y no de Hacienda. Insisto, en más de una ocasión la deuda de Pemex ha acabado siendo asumida por dicha dependencia federal, lo que al final significa que a los mexicanos se nos endilgan los pasivos de las ineficientes paraestatales como Pemex.

Y ojo, por que junto con esta noticia, ya se anunció la posible cancelación de procesos de licitación que le otorgarían recursos millonarios a Pemex (a raíz del derrumbe del precio del barril de petróleo).

Por todo lo anterior no hay nada que celebrar aunque el gobierno declare lo contrario.

• Petróleo • Problemas económicos de México • Impuestos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus