JUEVES, 22 DE ENERO DE 2015
Cuba, ¿regresa al capitalismo?

Según usted, ¿cómo le está yendo a la economía mexicana?
Muy bien
Bien
Regular
Mal
Muy mal



El punto sobre la i
“¿Es que Dios quiere prevenir el mal, pero no es capaz? Entonces no es omnipotente. ¿Es capaz, pero no desea hacerlo? Entonces es malévolo. ¿Es capaz y desea hacerlo? ¿De dónde surge entonces el mal? ¿Es que no es capaz ni desea hacerlo? ¿Entonces por qué llamarlo Dios?”
Epicuro


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• ¿Democracia o Mercocracia? (II)

Arturo Damm
• El mundo laboral

Manuel Suárez Mier
• TMEC, feto proteccionista

Arturo Damm
• La rifa

Víctor Hugo Becerra
• López Obrador: Incompetente y criminal

Arturo Damm
• T-MEC, ¿seguridad?

Manuel Suárez Mier
• La nueva ruta a la servidumbre


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“El más reciente paso del abandono del socialismo en Cuba, después que ese sistema empobreció a generaciones de cubanos, es invitar al satanizado, por los teóricos socialistas, “Imperialismo Yanqui”, como última tabla de salvación para que la familia Castro siga gobernando en nombre del socialismo castrista.”


Al poco tiempo de llegar al poder en Cuba, Fidel Castro anunció que era marxista-leninista y que implantaría un sistema socialista. Culpó al “imperialismo Yanqui” de empobrecer y prostituir a Cuba.

Castro, siguiendo las enseñanzas del marxismo leninismo, expropió  tierras y empresas, las que pasaron a ser teóricamente propiedad del “pueblo”, pero en realidad del gobierno socialista. Las empresas “gringas” fueron expropiadas sin indemnización. Los dueños iniciaron un proceso en contra del gobierno cubano en los tribunales de EUA, fundamento del “bloqueo” a Cuba, que ha servido como chivo expiatorio de las carencias en esa isla. La industria azucarera y las tierras expropiadas a miles de campesinos, que convirtieron al Estado en el único latifundista y empresario, se descapitalizaron. Quienes se oponían al estatismo o socialismo real, los tacharon de “contra revolucionarios”: perseguidos y  encarcelados.

Los resultados de esas políticas fueron una reducción paulatina en la inversión, la producción y la calidad de los servicios, entre ellos el turismo, lo que se tradujo en una espiral descendente de los niveles de vida, de los más altos de Iberoamérica antes de la llegada de los Castro al poder. La ayuda económica de la URSS a cambio de concesiones políticas retrasó por muchos años el colapso del régimen cubano. Ante la quiebra del socialismo soviético, los Castro subsistieron gracias al apoyo de un nuevo mecenas, Chávez, de Venezuela; pero ante la quiebra del socialismo Venezolano y la creciente escasez de productos en Cuba por la ineficiencia del monopolio gubernamental en todas las áreas económicas, el heredero de Fidel, su hermano Raúl, empezó a desmantelar las políticas económicas socialistas al privatizar sectores de la economía y abrirlos al mercado.

El más reciente paso del abandono del socialismo en Cuba, después que ese sistema empobreció a generaciones de cubanos, es invitar al satanizado, por los teóricos socialistas, “Imperialismo Yanqui”, como última tabla de salvación para que la familia Castro siga gobernando en nombre del socialismo castrista, que todavía es un modelo de muchos radicales e intelectuales de izquierda para liberar a América Latina de la pobreza y la explotación del capitalismo.

• Socialismo • Cuba • Estados Unidos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus