MIÉRCOLES, 11 DE FEBRERO DE 2015
Instituciones, mal

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Desafortunadamente en México las instituciones, sobre todo las relacionadas con la economía, dejan mucho que desear”


Las instituciones son las reglas del juego que, en el mundo de la economía, son más importantes que las políticas económicas, con las que el gobierno pretende modificar los resultados obtenidos en los mercados, consecuencia de las acciones de los agentes económicos, políticas cuyo efecto es la distorsión de los mercados: una ineficaz asignación de recursos. Las instituciones, por su parte, deben tener como fin el reconocer plenamente, definir puntualmente y garantizar jurídicamente, la libertad individual, la propiedad privada y la responsabilidad personal de los agentes económicos y, por ello, respetar los resultados del mercado.

Lo importante son las instituciones, las reglas del juego, comenzando por las formales, que son las redactadas y promulgadas por el Poder Legislativo, y el reto es que sean justas y eficaces, teniendo presente que, en economía, la justicia (el respeto a la libertad individual, la propiedad privada, y la responsabilidad personal) da como resultado la eficacia (la mejor asignación posible de los recursos, en función de la apreciación de los agentes económicos).

Desafortunadamente en México las instituciones, sobre todo las relacionadas con la economía, dejan mucho que desear, y allí están las consecuencias: un mediocre desempeño económico, comenzando por la producción, cuyo comportamiento se usa para medir el crecimiento de la economía. Pongo dos ejemplos, uno relacionado con la libertad, otro con la propiedad.

Según el Índice de Libertad Económica 2014, del Fraser Institute, en la materia México ocupa, entre 152 naciones, el lugar 91 (perdidos en la mediocridad), con una calificación de 6.6 sobre diez (pasamos de panzazo). Según el Índice Internacional de Derechos de Propiedad 2013, de la Property Rights Alliance, en esta materia la posición de México es, entre 131 países, la 68 (de nuevo perdidos en la mediocridad), y la calificación 5.2 sobre diez (reprobados).

Síntesis de lo anterior la tenemos en el Índice de Estado de Derecho 2014, del World Justice Project. Posición de México: 79 entre 99 países. Calificación: 4.5 sobre diez.

Este, el de las instituciones, es el principal problema.

• Problemas económicos de México • Estado de derecho

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus