LUNES, 16 DE MARZO DE 2015
Especular, ¿buen negocio?

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“En lo que va del año, especular con el tipo de cambio peso – dólar, ¿ha sido buen negocio? Los números, ¿qué responden?”


Se demandan dólares con tres fines: 1) para pagar mercancías cuyo precio está denominado en dólares, como sucede con las importaciones (motivo transacción); 2) para cambiar la moneda nacional por la divisa estadounidense, por considerarla más fuerte que la propia, como por lo general sucede en tiempos de inseguridad y desconfianza (motivo precaución); 3) para comprar el dólar a un precio X y venderlo a un precio X más N, siendo N la ganancia obtenida, como sucede cuando existe la expectativa de una devaluación (motivo especulación).

Pregunta interesante es cuál ha sido el resultado, para los especuladores, de haber comprado, en este 2015, dólares con la intención de venderlos a un precio mayor del que los compraron, obteniendo así una ganancia. Analicemos, en función del comportamiento del tipo de cambio en ventanilla, lo que ha pasado en lo que va del año.

Desde el punto de vista del especulador el dos de enero hubiera comprado el dólar, en ventanilla bancaria, en 15.15 pesos, y el pasado 13 de marzo lo hubiera vendido, también en ventanilla bancaria, en 15.18 pesos, con lo cual hubiera obtenido una ganancia de  tres centavos, equivalentes a una utilidad nominal de 0.19 por ciento, lo cual, suponiendo una inflación del 0.20 por ciento para el período de tiempo considerado, da como resultado una utilidad real del menos 0.01 por ciento. Mal negocio.

¿Qué hubiera pasado si nuestro especulador, en vez de vender sus dólares el 13 de marzo, los hubiera vendido el 10, día en el cual el tipo de cambio alcanzó su máximo histórico en 15.30 pesos, precio al cual se lo hubieran comprado en ventanilla bancaria? Hubiera obtenido una utilidad de 15 centavos, equivalentes a una ganancia nominal de 0.99 por ciento, lo cual, suponiendo nuevamente una inflación del 0.20 por ciento, hubiera resultado en una ganancia real del 0.79 por ciento. Nuevamente, mal negocio.

En lo que va del año, especular con el tipo de cambio peso – dólar, ¿ha sido buen negocio? Los números, ¿qué responden?

• Especulación • Tipo de cambio

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus