LUNES, 16 DE MARZO DE 2015
Todo el poder a Maduro

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• México: Dictadura Legal

Arturo Damm
• Lo bueno

Manuel Suárez Mier
• Más del culto a la personalidad

Arturo Damm
• El mínimo crecimiento

Luis Pazos
• Aborto, ¿derecho o delito?

Arturo Damm
• Consumo, a la baja

Ricardo Valenzuela
• El recinto de las Malas Ideas


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“Pobres venezolanos, ¿estaremos en la antesala de un golpe de estado en Venezuela?”


Definitivo, el presidente venezolano Maduro (el pobre inmaduro) aprovecha el recrudecimiento de las relaciones con Washington para desviar la atención de la crisis económica que vive el país en la antesala de unas elecciones intermedias.

No sé si el Presidente Obama le hizo un favor a este dictadorzuelo al señalarlo públicamente como una amenaza para Estados Unidos. Lo de las sanciones y la condena al régimen madurista me parece se hubiera podido hacer de otro modo, sin darle excusa a Maduro para radicalizar sus posturas políticas y perseguir ferozmente a sus enemigos. Para eso están los aparatos de inteligencia, pero en fin, esa es mi opinión personal.

Nicolás Maduro ya pide poderes especiales al Congreso de su país (Asamblea Nacional) para gobernar con manos de hierro y consolidar a su nefasto gobierno dictatorial. El poder corrompe y el poder absoluto corompe más. Todo con el pretexto de la conducta del “imperio” (y las declaraciones de Obama le dan espacio y justificación para ello). Mientras tanto, la economía bien gracias. La economía venezolana es un verdadero lastre en términos macroeconómicos como lo señalé en mi artículo anterior.

Escasez, inflación galopante, devaluación continua de la moneda producto de la emisión monetaria irresponsable, claro deterioro de las finanzas públicas, inseguridad pública rampante, y lo peor, un aumento de la persecución política a los opositores al régimen represor son el pan de cada día en Venezuela.

Ese es el costo de la mala educación en materia de economía que llevó al poder, por la vía democrática, a los radicales de izquierda como Hugo Chávez y luego, en un claro fraude electoral, a Nicolás Maduro. ¿Qué le deviene a Venezuela? Lo peor, me temo.

El otorgamiento de poderes especiales a Maduro hará que su régimen se radicalice e implicará más asesinatos y presos políticos, y por supuesto, el colapso de la economía venezolana (ya de por sí devastada con las expropiaciones arbitrarias y los controles de precios).

La economía es acción humana y esta se desarrolla de manera exitosa cuando se respeta la propiedad privada de empresas y particulares, predomina el Estado de Derecho y el gobierno es pequeño y responsable con la política económica (bajo o nulo endeudamiento, un Banco Central autónomo que no se somete al poder del Ejecutivo, y por supuesto, bajos impuestos). Los regímenes comunistas violaron este principio y por eso colapsaron. Los regímenes comunistas que sobreviven (como el de Cuba) le deben su existencia a la caridad y complicidad de gobiernos como el venezolano (cuando el petróleo estuvo por las nubes) y a un férreo control macroeconómico, cosa que Maduro ya ni siquiera respeta al emitir billetes y monedas sin ton y son y endeudarse irresponsablemente.

Con los nuevos poderes especiales de Maduro, la economía venezolana se hundirá en el aislamiento y el caos macroeconómico. Asimismo, la violencia política se endurecerá para los opositores al gobierno y habrá nuevos encarcelamientos y asesinatos de jóvenes que protestan en las calles de Venezuela contra el régimen dictatorial de Maduro.

Maduro no dejará el poder por las buenas ni aceptará una negociación política con la oposición como algunos bisoños creen. Y la razón es sencilla, Maduro y sus secuaces están adoctrinados en el marxismo leninismo y creen que esto es lo mejor para los pueblos. Antes se suicidan que dejar el poder. Estos fanáticos no se molestan en revisar el fracaso del comunismo como sistema económico. No se molestan en revisar las hambrunas y el asesinato de millones de seres humanos que la doctrina marxista leninista le heredó al mundo.

Pobres venezolanos, ¿estaremos en la antesala de un golpe de estado en Venezuela?

• Venezuela

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus