VIERNES, 20 DE MARZO DE 2015
¿Regresamos a la original?

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Arturo Damm
• Empresarios

Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

Arturo Damm







“López Obrador ha dicho (¿ocurrencia electorera?) que, de llegar al poder, retomaría la Constitución original de 1917.”


López Obrador ha dicho (¿ocurrencia electorera?) que, de llegar al poder, retomaría la Constitución original de 1917, misma que ha sido modificada cientos de veces, resultando erróneo, refiriéndose a la actual, llamarla “la del 17”.

Si fuera posible, y desde el punto de vista de la economía, ¿convendría retomar el texto original? Sin duda, ya que ello supondría deshacernos de buena parte del capítulo económico de la Constitución (desafortunadamente no de todo), artículos 25 al 28 (con algo del 5 y mucho del 123), en el cual se propone una economía centralmente planificada, propia de países comunistas, inspirada en el marxismo, violatoria de la libertad individual y de la propiedad privada, la misma que históricamente ha demostrado su fracaso.

Pongo un ejemplo. El artículo 25 original, al que López Obrador pretende regresar, fue redactado así: “La correspondencia que bajo cubierta circule por las estafetas, estará libre de todo registro, y su violación será penada por la ley”. El actual señala, entre otras cosas, que “corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional”, y que “el Estado planeará, conducirá, coordinará y orientará la actividad económica nacional”, lo cual solamente es posible si el gobierno planea, conduce, coordina y orienta las actividades económicas de los particulares, lo cual, de llegar a darse (¡afortunadamente no es el caso!), violaría la libertad individual y la propiedad privada, dos derechos que el gobierno debe reconocer plenamente, definir puntualmente y garantizar jurídicamente, no violar.

De retomarse la Constitución del 17, quedaría el artículo 27, que sigue igual, y en el cual se señala (¡pura legislación ficción!), que “la propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional, corresponde originariamente a la Nación, la cual ha tenido y tiene el derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares, constituyendo la propiedad privada”, que no es reconocida como un derecho natural de las personas, sino como una concesión de la Nación. ¿Grave? ¡Gravísimo!, razón por la cual este párrafo debe eliminarse de la Constitución.

• Constitución • Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus