Hablando en plata
Abr 9, 2015
Luis Pazos

Educación económica contra candidatos demagogos

Sería un gran avance que los votantes identificaran las propuestas demagógicas y populistas de quienes ofrecen bienes y servicios gratuitos, distribución justa de la riqueza, más empleos, mejores salarios y mayor crecimiento, sin sustento.

Para que la democracia funcione en favor de la sociedad son necesarias elecciones transparentes y honestas, pero también ciudadanos con los suficientes conocimientos en economía que les permitan identificar las propuestas demagógicas y populistas de candidatos que ofrecen bienes y servicios gratuitos a los pobres, distribución justa de la riqueza, más empleos, mejores salarios y un mayor crecimiento, entre otras promesas, sin sustento.

Sería un gran avance el que la mayoría de los votantes identifiquen las políticas económicas que no funcionan para reducir las carencias de los ciudadanos y conozcan las que sí ayudan a generar más empleos, aumentos de los salarios reales y del crecimiento.

Es fácil prometer comida, educación, empleos, agua y casas con tasas de interés subsidiadas, pues pocos se preguntan de dónde saldrán los recursos para financiar todo lo que les proponen. No hay nada gratis, alguien lo paga, y no son los candidatos que lo ofrecen. Todo lo que dan los gobernantes lo toman del pueblo a quien se lo prometen, y se quedan con una parte.

Ningún legislador puede –como lo explico con mayor amplitud en el libro Políticas económicas- aumentar por ley los salarios, los empleos productivos ni reducir la pobreza. El buen gobernante ayuda al progreso cuando crea un entorno de paz, de seguridad jurídica y de respeto a la propiedad, que incentiva la inversión privada, principal fuente de  creación estructural de empleos y aumentos salariales.

El crecimiento económico estructural, duradero, solo puede provenir de más inversión y producción,  no de un mayor gasto público. Los pobres no dejan de serlo si los inscriben en un programa gubernamental contra el hambre o les dan una tarjeta con la que pueden comprar alimentos o una licuadora, sino cuando hay más demanda de trabajadores y consiguen un trabajo productivo y bien remunerado. Si la mayoría de los votantes no conocen ni comprenden las Políticas económicas que generan más empleos y mejores salarios, seguirán ganando elecciones demagogos, que agrandan los problemas socio-económicos en lugar de reducirlos.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• ¿Qué sigue a la crisis económica?
Arturo Damm
• El reto
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante