VIERNES, 26 DE JUNIO DE 2015
Lo peor de tres mundos (V)

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic

Arturo Damm
• Art. 39 CFF

Isaac Katz
• La gran crisis

Arturo Damm
• Comercio exterior, de mal en peor

Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Es el sistema monetario basado en dinero mercancía más eficaz que el basado en dinero fiduciario? La historia, ¿qué revela? Y la teoría, ¿qué responde? ”


El primer elemento de nuestro sistema monetario es el dinero fiduciario, sin respaldo de ningún tipo, sin ningún valor intrínseco. El segundo es la producción y oferta monopólica y estatal del mismo. El tercero es la imposición legal del dinero fiduciario como único medio de intercambio reconocido y aceptado por la autoridad, como único dinero de curso legal.

¿Cuál es la opción a este sistema monetario? Su antítesis: 1) dinero con valor intrínseco, respaldado por alguna mercancía, que podría ser el oro o la plata, tratándose entonces de dinero mercancía; 2) ofrecido de manera competida por todo aquel que quisiera dedicarse a la producción de dinero; 3) con libertad de elección de parte de los agentes económicos, quienes elegirían qué dinero utilizar en sus transacciones, tanto de venta, como de compra.

La clave para el buen funcionamiento del sistema monetario basado en dinero mercancía es, uno, que exista una equivalencia fija de la unidad dineraria (por ejemplo: el peso) respecto a la mercancía que la respalda (por ejemplo: la plata), de tal manera que un peso equivalga siempre, por mencionar una posibilidad, a un miligramo de plata y, dos, que el productor del dinero tenga la obligación legal de cambiar cada unidad dineraria que se le presente en forma de billete por el equivalente en plata.

La ventaja de un sistema monetario basado, no en dinero fiduciario, sino en dinero mercancía, es que se sabe a qué equivale la unidad monetaria. Por poner un ejemplo: un peso equivale a un miligramo de plata, y esta equivalencia, ¡que debe ser fija!, es la que determina la regla monetaria. Quien quiera producir dinero tiene que respetarla.

¿Es el sistema monetario basado en dinero mercancía más eficaz que el basado en dinero fiduciario? La historia, ¿qué revela? Y la teoría, ¿qué responde? Por lo pronto tengamos en cuenta que, con el segundo, en lo que va del siglo XXI, se ha acumulado en México una inflación del 80.03 por ciento. En catorce años y cinco meses.

• Inflación / Política monetaria

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus