VIERNES, 26 DE JUNIO DE 2015
Símbolos nacionales

¿Usted cree que el T-MEC será aprobado por el congreso estadounidense este año?
No
No sé



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Paul Volcker y México

Arturo Damm
• ¿Libre comercio?

Luis Pazos
• AMLO ¿regreso al PRI de los 70?

Arturo Damm
• AMLO bien, pero...

Ricardo Valenzuela
• El crimen de Bavispe, Sonora

Arturo Damm
• La causa del crecimiento

Arturo Damm
• Comercio exterior


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Manuel Suárez Mier







“La semana pasada el secretario del Tesoro de Estados Unidos Jack Lew anunció que se remplazaría a Alexander Hamilton en el billete de diez dólares, con una mujer ilustre.”


Los países suelen maquillar su historia para embellecerla y soslayar pasajes deplorables o vergonzosos, y para ello usan a personajes con papeles centrales en su pasado, a los que se les venera de diversas formas, desde estatuas y retratos hasta mausoleos con sus restos embalsamados.

Una forma de honrar al panteón de héroes es retratarlos en billetes de banco, aunque desconozco cómo se toman tales decisiones. Hay casos indiscutibles, como Hidalgo y Juárez; hay otros debatibles como Nezahualcóyotl, ¿por qué no Cuauhtémoc?-; o de a tiro inadmisibles, como Diego Rivera y Frida Kahlo en lugar del general Zaragoza.

La semana pasada el secretario del Tesoro de Estados Unidos Jack Lew anunció que se remplazaría a Alexander Hamilton en el billete de diez dólares, con una mujer ilustre, que estaría por seleccionarse con la retroalimentación del público al que se le ha solicitado que envíe sugerencias al gobierno.

El problema no está en incorporar a una o más mujeres en los billetes sino en la remoción de Hamilton, cuyos merecimientos para ser homenajeado de esa manera son superiores a los que cualquier otro, con la excepción de George Washington, el genio bélico que ganó la guerra de independencia y sirvió como su primer presidente.

La propuesta de Lew es particularmente ofensiva cuando se considera que en el billete de 20 dólares aparece la efigie del populista Andrew Jackson, quizá el peor presidente de ese país, quien cerró el Banco de Estados Unidos que operaba como banco central y agente financiero del gobierno, y provocó gravísima crisis financiera.

Jackson fue un genocida de pueblos indios en gran escala, ordenó la reubicación forzosa de numerosos Cherokees de territorios sureños en una operación de limpieza étnica conocida como el Sendero de Lágrimas, comparable con las de Stalin un siglo después, y aniquiló a los indios Creek y Seminoles de la Florida.

Jackson ayudó a los tejanos alzados a independizarse de México en 1836 con ayuda financiera y pertrechos militares, y les pidió que le llevaran a Santa Anna a la capital de EU, dónde conspiró con él que México accedería a la eventual anexión de Tejas y lo dejó en libertad, listo para reaparecer para perder la guerra con EU en 1848.

Las razones detrás de la selección de Jackson para los billetes de 20 dólares son desconocidas, lo mismo que la inmejorable ubicación de su estatua ecuestre en la capital de EU frente a la Casa Blanca, al centro del Parque Lafayette dedicado a los héroes extranjeros que lucharon en su guerra de independencia.

Por el contrario, la grandeza económica y la solidez financiera de Estados Unidos se deben a Hamilton, primer secretario del Tesoro, y las instituciones, leyes y políticas que él consiguió que aprobara el primer gobierno federal de su país, empezando por asumir la enorme deuda que acumuló durante su guerra de independencia.

Esta victoria, en la que se enfrentó a otros personajes claves de su país que no entendían de asuntos financieros, como Thomas Jefferson, fue esencial para consolidar a EU como un emisor de deuda confiable, que cumplía cabalmente sus compromisos financieros, lo que consiguió que la cotización de sus bonos se elevara por la gran demanda que tuvieron, con la consecuente caída en sus tasas de interés.

A Hamilton se debe también la fundación del primer banco central de EU, creado a imagen y semejanza del más antiguo banco central del mundo, el de Inglaterra; la primera casa de moneda de su país; un sistema tarifario moderno para dotar de ingresos al gobierno; y la guardia costera, esencial para impedir el contrabando.

Posdata. Después de una hábil maniobra legislativa en la que se desvinculó la legislación para autorizar al Ejecutivo la negociación de acuerdos comerciales, de otros proyectos de ley votados en contra, anteayer se aprobó en el Senado de EU el llamado “fast-track,” lo que permitirá la conclusión de la Alianza Transpacífica.

• Estados Unidos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus