MARTES, 21 DE JULIO DE 2015
ENIGH

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Isaac Katz







“El gasto del gobierno es notoriamente ineficiente e ineficaz. Cientos de miles de millones de pesos erogados en programas sociales no tienen prácticamente ningún impacto sobre el nivel de bienestar de la población más pobre del país.”


La semana pasada el INEGI dio a conocer la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares correspondiente a 2014. Los resultados no son para nada buenos y confirman que México es un país notoriamente inequitativo y con una muy elevada incidencia de pobreza. Van algunos datos reveladores.

Entre 2012 y 2014 el ingreso real promedio por hogar cayó en 3.5%, siendo la reducción más importante en los deciles V a IX, con caídas que van desde 3.6 para el quinto decil a 6.1% para el octavo decil; la clase media mexicana se empobreció. El único decil que experimentó un aumento (2.1%) fue el primero resultado de las transferencias recibidas.

El ingreso total del 70% de los hogares con menores ingresos representó el 37.5% del ingreso total nacional; el restante 62.5% se lo apropiaron los deciles VIII - X y dentro de estos tres, el del décimo decil fue de 35.4%. El porcentaje del ingreso total del cual se apropió el decil X es casi igual que el total del 70% de ingresos más bajos.

El coeficiente de Gini, que mide la inequidad en la distribución del ingreso fue, después de transferencias, de 0.438; en 2012 había sido de 0.440. Antes de transferencias el Gini para 2014 fue de 0.491, mientras que en 2012 fue de 0.496. La distribución del ingreso no cambió en los últimos dos años.

El ingreso del 64.2% de los perceptores dentro de los hogares fue el equivalente de hasta dos salarios mínimos mientras que únicamente el 7% de los perceptores tuvo un ingreso superior a los seis salarios mínimos. Si vemos solamente el décimo decil, observamos que el ingreso real mensual total de todos los perceptores dentro del hogar mínimo necesario para estar entre el 10% de ingresos más elevados era de $25,843; para estar en el 1% más alto, el ingreso mínimo fue de $71,876. La iniquidad dentro del décimo decil es todavía mayor que para toda la población en su conjunto.

Hasta ahí con los datos; ahora algunas inferencias. Primero, queda claro que el gasto del gobierno es notoriamente ineficiente e ineficaz. Cientos de miles de millones de pesos erogados en programas sociales no tienen prácticamente ningún impacto sobre el nivel de bienestar de la población más pobre del país, como lo muestra la mejora marginal del índice de Gini antes y después de transferencias. Programas mal diseñados y mal focalizados con valor presente neto negativo junto con muchos subsidios regresivos sacan a la luz un pésimo diseño de la política pública enfocada, supuestamente, al combate a la pobreza y la desigualdad. Un total y absoluto fracaso. La propuesta de un "presupuesto base cero" debería enfocarse a corregir tal desatino. Lo veremos en septiembre cuando se envíe al Congreso el presupuesto para el próximo año.

Segundo, la reforma tributaria mermó a la clase media. Sin una clase media sólida es imposible tener un crecimiento alto y sostenido. La reforma le extrajo una enorme cantidad de recursos la cual la debilitó, sin que el mayor gasto público haya tenido un impacto sobre el crecimiento económico. Los resultados están a la vista: crecimiento de 1.8 y 2.1% en los dos años anteriores y la expectativa de únicamente 2.4% para este año.  Un enorme derroche y desperdicio de recursos públicos.

Tercero, la distribución del ingreso indica que lo que está ausente es un arreglo institucional que genere igualdad de oportunidades. Un sistema que se caracteriza por promover y premiar la apropiación de rentas deriva en un crecimiento débil y sobretodo muy inequitativo. 

• Reforma fiscal • Problemas económicos de México • Pobreza y desigualdad • Redistribución

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus