JUEVES, 17 DE SEPTIEMBRE DE 2015
Libres, ¿de verdad?

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso

Arturo Damm
• Noticias: una buena, una mala

Manuel Suárez Mier
• Destierro a los expertos

Arturo Damm
• Impuestos, la justificación moral

Luis Pazos
• Presupuesto 2020, ¿realista?

Arturo Damm
• El presupuesto y el crecimiento

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos y Socialistas (I)


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“A 205 años del inicio de la guerra por la independencia, ¿qué tan libres somos los mexicanos?”


Se ha celebrado un aniversario más de la Independencia, que es sinónimo de soberanía y emancipación, de autonomía y libertad. Con tal motivo, según los usos que ya se hicieron costumbre, se dio El Grito, como se dio el año pasado y como, seguramente, se dará el año entrante. Somos una nación soberana, que “se gobierna a sí misma”, afirmación que hay que escribir entre comillas, porque una cosa es que cada determinado tiempo elijamos a nuestros gobernantes y otra muy distinta, ¡pero muy distinta!, que realmente nos gobernemos a nosotros mismos. Nuestros gobernantes, del Presiente de la República al presidente municipal, de los legisladores a nivel Federal a los diputados a nivel estatal, ¿realmente gobiernan y legislan en nuestro nombre? (Es más, ¿deberían de hacerlo en nuestro nombre, como verdaderos representantes nuestros?)

A 205 años del inicio de la guerra por la independencia, ¿qué tan libres somos los mexicanos? Para responder podemos recurrir a dos índices que miden precisamente eso: la libertad de las personas. Uno es The Human Freedom Index, del Cato Institute, y el otro es el Index of Economic Freedom, de la Heritage Foundation.

El primero mide el estado que guarda, en 152 países considerados, la libertad individual en los siguientes frentes: el de la libertad personal, el de la libertad civil, y el de la libertad económica. Se elabora a partir de 76 variables distintas, relacionadas con las tres dimensiones de la libertad mencionadas.

El segundo centra la atención, en 178 naciones, en la libertad económica, y se elabora a partir de cuatro grupos de variables: Estado de Derecho (derechos de propiedad y ausencia de corrupción); gobierno limitado (libertad fiscal y gasto gubernamental); eficiencia regulatoria (libertad para emprender, libertad para trabajar, libertad monetaria); grado de apertura de los mercados (libertad comercial, libertad para invertir, libertad financiera).

Dos índices –de libertad humana, de libertad económica– un país –México– y un reto enorme: hacer de los mexicanos ciudadanos verdaderamente libres. ¿No lo somos? No. ¿No lo creen? Ya lo veremos.

Continuará.

• Liberalismo • Libertad económica

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus