MARTES, 10 DE NOVIEMBRE DE 2015
Consumo privado, bien

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)

Arturo Damm
• Empresario = Benefactor

Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El desempeño de una economía debe medirse, al final de cuentas, por el desempeño de la economía familiar.”


El desempeño de una economía debe medirse, al final de cuentas, por el desempeño de la economía familiar: lo que importa es el bienestar de las personas en su condición de consumidores. El desempeño de la economía familiar depende, principalmente, de las siguientes variables: empleo (que debe haber), ingreso (que debe ser suficiente) y dinero (que debe preservar su poder adquisitivo). De estas tres variables depende el consumo, del cual depende el bienestar de los miembros de las familias, mismo que está determinado por la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios de los que disponga la persona.

El INEGI ha dado a conocer el comportamiento del consumo privado, que mide el gasto realizado por los hogares residentes del país en bienes y servicios de consumo, tanto de origen nacional como importado, excluyendo las compras de viviendas u objetos valiosos, consumo privado que es el consumo de las familias, y que depende de las tres variables ya mencionadas: empleo, ingreso y poder adquisitivo del dinero.

En términos anuales (comparando cada mes con el mismo mes del año anterior), en agosto el consumo privado aumentó 4.3 por ciento. ¿Mucho o poco? Comparemos. En agosto de 2013 y 2014 aumentó 2.7 y 2.3 por ciento, respectivamente. En los tres meses anteriores, mayo, junio y julio, aumentó 3.8, 3.7 y 2.9 por ciento. En agosto tuvimos el mejor resultado, para cualquier mes, de los últimos tres años.

En términos mensuales (comparando cada mes con el mes inmediatamente anterior), en agosto el consumo privado avanzó 0.8 por ciento. ¿Poco o mucho? Comparemos. En mayo aumentó 0.9, en junio disminuyó 0.2, y en julio avanzó 0.8 por ciento. En agosto de 2013 y 2014 se redujo, respectivamente, 0.7 y 0.5 por ciento. En los últimos tres años solo en siete meses (enero y julio de 2013; abril, julio y octubre de 2014; enero y mayo de 2015), el resultado fue mejor que en agosto pasado.

Por lo pronto, buen comportamiento del consumo privado en agosto pasado.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus