JUEVES, 12 DE NOVIEMBRE DE 2015
Consumo y confianza del consumidor

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Mercado significa libertad para producir y libertad para consumir. Atacarlo es atacar la autonomía de la voluntad.”
Antonio Escohotado


Más artículos...
Erika Donjuán y Miguel A. Cervantes
• Rigidez laboral en México (II)

Manuel Suárez Mier
• Populismo expulsa expertos

Arturo Damm
• Desempleo

Luis Pazos
• Viacrucis en el IMSS

Arturo Damm
• Impuestos al vicio y a la obesidad

Ricardo Valenzuela
• El arte del libre comercio, estilo Trump

Arturo Damm







“¿A menor confianza del consumidor mayor consumo familiar?”


Hace dos Pesos y Contrapesos analicé el consumo familiar, que en el año ha tenido un buen comportamiento. Entre enero y agosto de 2013, 2014 y 2015, en términos anuales, y en promedio mensual, el mismo creció 2.8, 1.8 y 3.4 por ciento, respectivamente, habiendo sido el 2015 el mejor año de los últimos tres.

¿Qué muestra el buen comportamiento del consumo familiar? ¿Más empleos, y por lo tanto más gente compra? ¿Mayores ingresos, y por lo tanto la gente compra más? ¿Más empleos y mayores ingresos, y por lo tanto más gente compra más? ¿Menor pérdida en el poder adquisitivo del dinero (inflación en mínimos históricos), y por lo tanto con un poco más de dinero se puede comprar lo mismo? Probablemente una combinación de todo ello, que dio como resultado, con relación al pasado reciente, un mejor comportamiento del consumo familiar.

Sin embargo, y a contracorriente de los buenos resultados del consumo familiar, el Índice de Confianza de los Consumidores (elaborado con cinco indicadores que recogen las percepciones de los consumidores sobre 1) la situación económica actual de su hogar; 2) la situación económica esperada de su hogar; 3) la situación económica presente del país; 4) la situación económica futura del país; y 5) qué tan propicio es el momento actual para la adquisición de bienes de consumo duradero), mantuvo de enero a agosto (último mes para el que tenemos datos del consumo familiar) una tendencia a la baja: en enero registró un aumento[1] de 8.4 y en agosto de solamente 1.0 por ciento.

En enero, con un aumento en la confianza del consumidor del 8.4 por ciento, el consumo familiar aumentó 3.5. En agosto, con un aumento en la confianza del 1.0 el consumo aumentó 4.3 por ciento. ¿A menor confianza del consumidor mayor consumo familiar?

¿Qué paso con el Índice de Confianza del Consumidor en septiembre y octubre? Disminuyó 1.3 por ciento en septiembre y aumentó 0.6 por ciento en octubre. ¿Qué repercusión tuvo ello sobre el consumo familiar?


[1] Todas las mediciones están en términos anuales.
• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus