MIÉRCOLES, 27 DE ENERO DE 2016
Sabiduría liberal (II)

¿Usted cree que el T-MEC será aprobado por el congreso estadounidense este año?
No
No sé



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Arturo Damm
• Comercio exterior

Víctor Hugo Becerra
• ¿EL T-MEC está muerto?

Arturo Damm
• De mal en peor

Manuel Suárez Mier
• ¿Cómo se acaba la pobreza?

Arturo Damm
• Outsourcing

Luis Pazos
• AMLO: los buenos y los malos

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Valenzuela







“Todos los esfuerzos del gobierno para redistribuir la riqueza, para controlar o administrar el comercio, son impropios de una sociedad libre. Ganadores o perdedores deben ser resultado de sus conductas en el mercado, no de sus relaciones con gobiernos.”


1.7 Defensa propia
Pensamos que el único uso legítimo de la fuerza es en defensa de los derechos individuales —a la vida, la libertad, la justicia y la propiedad legítimamente adquirida— contra la agresión. Este derecho es inherente a la persona que puede aceptar la ayuda de cualquier otra persona o grupo. Reafirmamos el derecho individual, reconocido por la Segunda Enmienda, a poseer y portar armas y nos oponemos a que se enjuicie a cualquier persona por ejercer su derecho de legítima defensa. Nos oponemos a todas las leyes, en cualquier nivel del gobierno, que restrinjan, exijan el registro o vigilen la propiedad, la fabricación, el traspaso o la venta de armas de fuego o municiones.

2.0 Libertad económica
Los liberales luchamos para que todos los miembros de la sociedad tengan abundantes oportunidades de éxito en el plano económico. Está totalmente comprobado que un mercado libre y competitivo asigna los recursos de manera más eficiente. Cada persona debe tener el derecho de ofrecer bienes y servicios a otros en el mercado libre. La única función legitima del Estado en el ámbito económico, debe consistir en proteger los derechos de propiedad, resolver controversias y proporcionar un marco jurídico en el cual se proteja el comercio voluntario. Todos los esfuerzos del gobierno para redistribuir la riqueza, para controlar o administrar el comercio, son impropios de una sociedad libre. Ganadores o perdedores deben ser resultado de sus conductas en el mercado, no de sus relaciones con gobiernos.

2.1 Propiedad y contratos
Como el respeto de los derechos de propiedad es fundamental para mantener una sociedad libre y próspera, evidentemente hay que defender también la libertad para contratar con el propósito de obtener, conservar, administrar o enajenar bienes propios o lucrar con ellos. Los liberales suprimirían las restricciones impuestas por el Estado al derecho de los propietarios de controlar sus bienes y gozar de ellos, siempre que sus actos no perjudiquen a otros ni infrinjan sus derechos. El dominio eminente, el decomiso de bienes, las expropiaciones, los límites a las utilidades impuestos por el Estado, la producción obligatoria y los controles de precios de bienes y servicios (entre ellos los salarios, los alquileres y los intereses) constituyen una privación de estos derechos fundamentales. En las transacciones voluntarias entre entidades privadas, las partes deben tener libertad para elegir con quiénes comerciar y para establecer las condiciones de común acuerdo.

2.2 Medio ambiente
Apoyamos un medio ambiente limpio, saludable y el uso sensato de los recursos naturales. Los propietarios de tierras privadas y los grupos conservacionistas tienen gran interés en el mantenimiento de los recursos naturales. La contaminación y el uso indebido de los recursos causan daños a nuestro ecosistema. El Estado, a diferencia de las empresas privadas, no se responsabiliza de los daños ocasionados al medio ambiente y tiene una trayectoria terrible en materia de protección ambiental. Para proteger el medio ambiente hay que definir claramente y hacer valer los derechos individuales con respecto a recursos tales como la tierra, el agua, el aire y la vida silvestre. Los mercados libres y los derechos de propiedad estimulan las innovaciones tecnológicas y los cambios de comportamiento necesarios para proteger el medio ambiente y los ecosistemas. Estamos conscientes de que el clima de nuestro planeta está cambiando constantemente, pero los defensores del medio ambiente y la presión social son los medios más eficaces para cambiar el comportamiento del público.

2.3 Energía y recursos
Si bien la energía es necesaria para impulsar una sociedad moderna, el Estado no debe subsidiar ninguna forma particular de esta actividad. Nos oponemos a todo control estatal de los precios, la asignación, la producción y, en especial, a los gobiernos propietarios de fuentes de energía.

2.4 Finanzas públicas y gasto público
Todas las personas tienen derecho a retener los frutos de su trabajo. Propugnamos la abrogación del impuesto sobre la renta y la abolición del Servicio de Impuestos Internos (Hacienda en EEUU) todos los programas y servicios federales que no se requieran en virtud de la Constitución de Estados Unidos. Nos oponemos a todo requisito legal que obligue a las empresas privadas para servir de recaudadores de impuestos. El Estado no debe contraer deudas que representan una carga para las generaciones futuras sin su consentimiento. Apoyamos la aprobación de una "enmienda de presupuesto equilibrado" para la Constitución de Estados Unidos, con la condición de que el presupuesto se equilibre exclusivamente reduciendo los gastos y no aumentando los impuestos.

2.5 Dinero y mercados financieros
Estamos a favor de un sistema bancario de libre mercado, con competencia abierta entre los bancos y las instituciones de depósito de todo tipo. Los mercados en realidad no son libres si se permite el "fraude legal" y si se socializan las ganancias y las pérdidas. Las personas que participen en intercambios voluntarios, deben tener libertad para usar como dinero cualquier producto o artículo establecido de común acuerdo. Apoyamos el fin de las políticas monetarias inflacionarias y las leyes inconstitucionales en materia de moneda de curso legal.

2.6 Mercados libres
Los liberales apoyamos los verdaderos mercados libres. Defendemos el derecho de las personas a constituir empresas, cooperativas y cualquier otro tipo de entidades basadas en la asociación voluntaria. Nos oponemos a todos los tipos de subsidios y rescates estatales a empresas, trabajadores u otros intereses especiales. El Estado no debe competir con la empresa privada y no debe intervenir en el mercado laboral, la fijación de precios, intereses, salarios.

2.7 Mercados laborales
Los acuerdos entre empresas privadas y trabajadores relativos al empleo y la remuneración, deben estar fuera del ámbito del Estado y no se deberá imponer a éstos contratos privados la carga de prestaciones exigidas por el gobierno, o por los promotores de la ingeniería social. Apoyamos el derecho de las empresas privadas y los empleados a decidir si negociarán entre ellos por medio de un sindicato. Las negociaciones deben estar exentas de toda injerencia del Estado, como el arbitraje obligatorio o la obligación de negociar.

2.8 Educación
La mejor educación es la que ofrece el mercado libre, porque es de mejor calidad, más eficiente, promueve la responsabilidad y una mayor diversidad de opciones. Reconociendo que la educación de los hijos es una responsabilidad de los padres, queremos devolver a los padres la autoridad para determinar la educación de sus hijos, sin injerencia del Estado. Los padres deben tener el control de todos los fondos que se inviertan en la educación de sus hijos.

• Liberalismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus