MARTES, 9 DE FEBRERO DE 2016
Algunas notas sueltas

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Isaac Katz







“El imperativo ajuste del gasto público, la futura Constitución "progresista" de la Cd. de México, y la #Ley3de3: aspectos sueltos que vale la pena comentar. ”


Hay algunos aspectos sueltos que vale la pena comentar.

  1. La advertencia que hizo el Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, sobre la imperiosa necesidad de hacer un ajuste en el nivel de gasto público, Pemex incluido, ya que de lo contrario las tasas de interés internas aumentarían aún más. La inestabilidad financiera internacional caracterizada por un reajuste de los portafolios de activos que se han traducido en una reversión de los flujos de capital y la consecuente apreciación generalizada del dólar, junto con la caída del precio internacional del petróleo, han puesto presiones sobre la economía mexicana que son necesarias afrontar. Durante los últimos años, hemos tenido una política fiscal expansiva que ha incrementado significativamente los niveles de deuda pública, a tal grado que para este año el saldo histórico de los requerimientos financieros del Sector Público representarán 47% del PIB, sin que el impulso fiscal se haya reflejado en mayores tasas de crecimiento (el multiplicador del gasto público es nulo, sino que negativo). Claramente es insostenible seguir en esta trayectoria; el ajuste del gasto es imperativo y como bien señaló el Gobernador, tiene que abarcar a Pemex, empresa productiva del Estado que está quebrada y que es un barril sin fondo. El gobierno, o hace un ajuste significativo de su nivel de gasto así como en la eficiencia y eficacia con la cual gasta, o estaremos en problemas.

  2. El Gobernador de la recién estrenada Ciudad de México reunió a un grupo de notables (sic) para redactar el borrador de la Constitución que regirá en esta entidad federativa. Mancera señaló que el objetivo es tener una Constitución "progresista" (whatever that means). Más allá de la reorganización territorial de las actuales delegaciones en alcaldías con sus respectivos concejales y la carga fiscal y regulatoria adicional que enfrentaremos los habitantes del antes DeFectuoso, me temo que en este documento quedarán plasmados todo un conjunto de derechos positivos que son, para efectos prácticos, imposibles de cumplir y de financiar (tal y como sucede con los establecidos en el artículo 4 de la Constitución federal). Por los antecedentes de quienes fueron convocados por Mancera, salvo algunas honrosas excepciones, podemos esperar una constitución que será un bodrio.

  3. Un conjunto de organizaciones no gubernamentales elaboró una propuesta ciudadana de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, mejor conocida como la #Ley3de3, y que forma parte del Sistema Nacional Anticorrupción. Como indiqué en mi artículo de la semana pasada, la corrupción está en el corazón de los políticos mexicanos, es parte de su cultura, por lo que no está en su interés elaborar una legislación secundaria de las reformas constitucionales que crearon el SNA que limite y penalice sus actos de corrupción. La iniciativa ciudadana, que requiere de 120,000 firmas avaladas y validadas por el Instituto Nacional Electoral, obligaría al Congreso a considerarla y votarla. Si la rechazan, quedaría asentado que lo que quieren es seguir actuando como sanguijuelas, alimentándose y enriqueciéndose a costa del bienestar del pueblo mexicano. Y quede claro, la corrupción es el principal impuesto que inhibe el crecimiento económico. Es crucial por lo tanto, estimado lector, que se una a esta convocatoria. Y a propósito, ¿por qué ningún miembro del gabinete del presidente Peña ha presentado sus tres declaraciones: patrimonial, conflicto de intereses y tributaria? ¿Por qué tampoco la han hecho la mayoría de gobernadores, diputados, senadores, etcétera? ¿A que le temen? La opacidad sigue siendo la regla en el manejo de los recursos públicos.

• Reforma fiscal • Demagogia • Corrupción

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus