JUEVES, 17 DE MARZO DE 2016
Encarcelan a saqueadores de petrolera

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Mercado significa libertad para producir y libertad para consumir. Atacarlo es atacar la autonomía de la voluntad.”
Antonio Escohotado


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• Amando a tu verdugo

Arturo Damm
• ¿Opinan de más?

Santos Mercado
• El capitalismo lo inventaron las mujeres

Arturo Damm
• Tasa a la baja

Erika Donjuán y Miguel A. Cervantes
• Rigidez laboral en México (II)

Manuel Suárez Mier
• Populismo expulsa expertos

Luis Pazos







“¿Habrá que llamar a jueces de Brasil o de España para frenar la impunidad de altos funcionarios deshonestos en México?”


En marzo del 2014, un juez federal, Sergio Moro, considerado un héroe nacional en Brasil, inicia una investigación sobre la desviación de miles de millones de dólares por contratistas y altos funcionarios de la empresa petrolera propiedad del Estado. Esa investigación involucra también a directivos del populista Partido del Trabajo que gobierna Brasil en nombre del socialismo. Uno de los fundadores del PT es el ex presidente Lula, detenido para declarar en relación con propiedades que pusieron a su disposición contratistas de Petrobras acusados de fraudes.

La operación, coordinada por jueces del poder judicial, denominada “Lava Jato” investiga a todos los involucrados y beneficiados del saqueo a la petrolera estatal. Originalmente se calcularon los desvíos en 2,000 millones de dólares, actualmente alcanzan los 10,000 millones. A esa corrupción la consideran muchos brasileños como una de las principales causas de la crisis económica por la que atraviesan.

A la fecha hay más de 50 encarcelados, relacionados con esos desvíos: altos directivos de Petrobras, entre ellos un ex director, el dueño de la mayor empresa constructora de Brasil (Odebrecht), contratista de la petrolera, un ex ministro del gobierno de Lula, muy cercano a él y el ex secretario de finanzas del Partido del Trabajo, beneficiado con esos desvíos. Al PT pertenecen la presidenta de Brasil Dilma Rosseauff y el ex presidente Lula da Silva.

Los beneficios que le imputan a Lula es una casa que habitaba, la que restauró una empresa acusada de corrupción en Petrobras, y el aceptar como regalo -según la fiscalía de Sao Paulo- un departamento de tres pisos frente a la playa, que aparece a nombre de la constructora OAS, contratistas de Petrobras, cinco de cuyos directivos están en la cárcel.

Veremos en México una investigación, iniciada por algún juez honesto y valiente, contra quienes saquearon Pemex y a varios estados como gobernadores, o el poder judicial seguirá con una actitud pasiva, evadiendo responsabilidades, con la excusa de que no es de su competencia investigar la corrupción. Habrá que llamar a jueces de Brasil o de España para frenar la impunidad de altos funcionarios deshonestos en México.

• Petróleo • Impunidad • Corrupción • Estado fallido

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus