Aquelarre Económico
Abr 15, 2016
Manuel Suárez Mier

Tonterías anti-libre comercio

Es de lamentar el tono cada vez más proteccionista de las campañas presidenciales en Estados Unidos, viendo sólo las pérdidas y no las ganancias, que las superan por mucho.

Es de lamentar el tono cada vez más proteccionista de las campañas presidenciales en Estados Unidos, viendo sólo la pérdida de empleos que conlleva el libre comercio, medida contando las plazas que se esfuman cuando una empresa traslada sus operaciones a otros país.

Este es el caso de la planta de Carrier, fabricante de aparatos de aire acondicionado, que cambia Indianápolis por Monterrey, con la pérdida de 1,400 empleos en EU. Esta es una historia fácilmente reportable, basta entrevistar en TV a alguno de los despedidos con su familia frente a la casa que están por perder al quedar sin empleo.

El problema de los proteccionistas es que su “análisis” allí termina. No se discute qué le pasaría a la empresa de no mudar su planta manufacturera. Recuerdo que cuando estábamos vendiendo las virtudes del TLC de Norteamérica hace 25 años, algo similar pasó con una planta de Zenith, a la sazón importante productor de televisiones.

Al entrevistar a su director sobre el porqué del cambio de Missouri a México, dijo que era la única forma de preservar la salud financiera de la empresa y salvar miles de empleos en EU que de otra manera se perderían con su quiebra. Hoy, Zenith produce alta tecnología como parte del grupo coreano LG Electronics.

Hay otros aspectos de los beneficios del libre comercio que sus detractores ignoran porque hay una asimetría de percepción frente a casos como el de Carrier. Cuando se le pregunta al líder de Apple sobre su extraordinario éxito, presume su alta tecnología pero nunca menciona la crucial importancia de sus exportaciones.

Otro aspecto que los enemigos del libre comercio ignoran, al repetir como merolicos que solo beneficia a los ricos y sus transnacionales, son los enormes beneficios para los consumidores de tener acceso a productos de consumo de alta calidad, enorme variedad y precios bajos.

Los economistas del Instituto Peterson, respetado think-tank de Washington, calculan que la ganancia para cada familia de EU desde el fin de la 2ª Guerra Mundial es de 10,000 dólares anuales, con un impacto relativo mucho mayor en elevar el nivel de vida de las familias pobres y de clase media.

La proporción que las familias gastan en comida, vestido, calzado y otros bienes domésticos cayó del 32.4% de su gasto anual en 1973 al 20.2% del correspondiente a 2013, lo que se traduce en $8,156 dólares anuales que las familias pueden ahorrar o gastar en otros productos y servicios.

Lamentablemente desconozco si existe un cálculo comparable para México pero el impacto positivo sobre el bienestar de las familias debe ser mucho mayor que en EU por la sencilla razón que las barreras proteccionistas en nuestro país antes de la apertura iniciada hace 30 años, eran harto superiores.

Otros beneficio que ignoran los proteccionistas se deriva de la especialización a resultas de las distintas ventajas comparativas de los países que integran su comercio, como se aprecia en el caso de Norteamérica, donde de hecho tenemos una área productiva común en los tres países, pues los componentes de los productos se fabrican en el sitio que más conviene, elevando así la productividad común.

Todo esto no quiere decir que no haya empleos que se pierden en los países a resultas de la globalización, como también sucede con el avance tecnológico. Cada año se crean y se extinguen entre 16 y 18 millones de empleos en EU, además de los nuevos trabajos que surgen a consecuencia del crecimiento de la economía.

De esa cifra solo entre 2% y 3% se debe a mayor competencia externa, mientras que la proporción de ganancias a pérdidas del libre comercio calculada por el Instituto Peterson, es de 20 a 1 en EU para el lapso 1947-2003. Se estima que este cociente de ganancias a pérdidas sería de 18/1 en el caso de la propuesta Alianza Transpacífica.

Hay que esforzarse por repetir estas historias para contrarrestar los mitos que inventan los proteccionistas.  



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El gobierno es un mal necesario

Thomas Paine
Entrar
Encuesta de la semana
Datos al cierre de enero: la inversión cae a lo largo de 12 meses y el consumo está virtualmente estancado. ¿Considera que en México existen las condiciones para crear 2 millones de empleos en los siguientes 9 meses?
Artículos recientes...
Isaac Katz
• El discurso
Arturo Damm
• AMLO, deudófobo
Asuntos Capitales
• Inversión Fija Bruta
Víctor Hugo Becerra
• López Obrador: La gran estafa
Arturo Damm
• Consumo solidario
Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos