VIERNES, 13 DE MAYO DE 2016
Otro disparate: Impuesto a la herencia (III)

El PIB en todo 2019 se contrajo -0.1%. Dado que la política económica de este gobierno no cambiará, ¿cuál es su pronóstico para 2020?
<0%
Entre 0% y 1%
>1%



El punto sobre la i
“El efecto natural del comercio es el de llevar a la paz. Dos naciones que comercian entre sí se hacen recíprocamente dependientes.”
Juan Pablo Viscardo y Guzmán


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Venenosa propaganda en Chile

Arturo Damm
• IED, de mal en peor

Luis Pazos
• Escasez de medicinas en hospitales públicos

Arturo Damm
• El PIB: monto y composición

Ricardo Valenzuela
• El nuevo bufón de América Latina

Arturo Damm
• PIB, cifra definitiva

Isaac Katz
• Viejos pobres (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Ningún impuesto debe cobrarse con fines redistributivos.”


La propuesta de Democracia Deliberada (@DemocraciaDeliberada) a favor del impuesto a la herencia de los millonarios vuelve a poner sobre la mesa de las discusiones el tema de los impuestos, es decir, la cuestión del poder del gobierno para obligar a los ciudadanos a entregarle parte del producto de su trabajo, lo cual viola el derecho de la persona, ¡precisamente!, al producto íntegro de su trabajo, razón por la cual hay que encontrar la justificación correcta a ese cobro (misma que distingue al liberal del anarcocapitalista).

Para una exposición detallada de esa justificación, misma que no puedo desarrollar en este espacio, remito a mis lectores a este texto, y por lo pronto centro la atención en el siguiente punto: ningún impuesto debe cobrarse con fines redistributivos, precisamente lo que sucede cuando el gobierno, por medio del cobro de impuestos, le quita a X para, a través del gasto social, darle a Y. Lo que hay que destacar es que X no le da (voluntariamente) al gobierno, sino que el gobierno (bajo amenaza de castigo) le quita a X. Pongo mi caso: yo no pago impuestos, a mí me los cobran y, por miedo al castigo al que me haría acreedor de incumplir mis obligaciones tributarias, los pago.

Una cosa es cobrar el mismo impuesto a todos para garantizarle a todos la seguridad contra de la delincuencia y la impartición de justicia (las dos tareas esenciales del gobierno), nada de lo cual supone redistribuir (se les cobra lo mismo a todos y a todos se les da lo mismo, y eso que se les da tiene que ver con las legítimas tareas del gobierno), y otra cosa es cobrarle a X para darle a Y, tal y como se pretende con el impuesto a la herencia. Para Democracia Deliberada el primer efecto de dicho impuesto sería la redistribución. Quitarle a X para darle a Y: socialismo; violación del derecho de X a la propiedad privada; injusticia; Estado de chueco. ¿Adelante con tal impuesto?

• Socialismo • Impuestos • Redistribución • Impuesto a la herencia

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus