Pesos y contrapesos
Jun 2, 2016
Arturo Damm

Crecimiento y pobreza (IV)

Para eliminar la pobreza se requiere eliminar, no el no tener (efecto), sino el no poder (causa).

Si aceptamos que la pobreza consiste en la carencia de los bienes y servicios necesarios para, por lo menos, satisfacer correctamente las necesidades básicas, entonces en la medida en la que el Estado Benefactor (hoy todo estado tiene mucho de benefactor) y su agente principal, el gobierno redistribuidor (hoy gobernar es sinónimo de redistribuir), provean a los pobres de lo que les falta éstos dejarán de serlo, con toda la subordinación y el peligro que suponen depender del gobierno redistribuidor para disponer de los satisfactores básicos. No basta con disponer de dichos satisfactores. El reto es disponer de ellos de manera autónoma, gracias al trabajo propio, gracias al esfuerzo individual, para no depender de las dádivas de alguien más, que siempre las dará de manera condicionada, que siempre podrá dejar de darlas cuando el receptor no cumpla con esas condiciones.

Definir pobreza como la carencia de los bienes y servicios necesarios para, por lo menos, satisfacer correctamente las necesidades básicas, pone el énfasis en el no tener (carecer) y no en el no poder (incapacidad), siendo que la causa de la pobreza es lo segundo (no poder) y no lo primero (no tener). No poder, ¿qué? No poder, por medio de un trabajo productivo, generar el ingreso suficiente para adquirir, en la cantidad, calidad y variedad adecuadas, los bienes y servicios indispensables para, por lo menos, cubrir apropiadamente las necesidades básicas.

La definición correcta de pobreza es: la incapacidad para, por medio de un trabajo productivo, generar ingreso suficiente para adquirir los satisfactores indispensables para satisfacer las necesidades básicas. La pobreza no consiste primeramente en un no tener, sino en un no poder, cuya consecuencia es un no tener. La causa de la pobreza es un no poder generar ingreso suficiente, cuyo efecto es un no poder adquirir, y por ello un no tener,los satisfactores indispensables.

Para eliminar la pobreza se requiere eliminar, no el no tener (efecto), sino el no poder (causa). Al pobre hay que empoderarlo. ¿Quién? ¿De qué manera?

Continuará.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?
Artículos recientes...