LUNES, 20 DE JUNIO DE 2016
¿Cómo va la economía? (I)

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Lo que realmente existe es la microeconomía (las actividades de los agentes económicos), no la macroeconomía (la Economía Mexicana).”


A quienes me preguntan, y me lo preguntan frecuentemente, “¿Cómo va la economía mexicana?”, les respondo con este cuestionamiento: “A ti, en tu actividad económica, ¿cómo te va?”, pregunta que parte de un hecho innegable: la Economía Mexicana (así, con mayúsculas), no existe, siendo una abstracción, una serie de agregados macroeconómicos, productos de operaciones matemáticas (sumar, restar, multiplicar, dividir, ponderar, promediar, etc.), como lo es, por ejemplo, el Producto Interno Bruto, o el Producto Interno Bruto per cápita, y muchos agregados macroeconómicos más, referidos a esa abstracción, la Economía Mexicana, que no muestran o reflejan la realidad concreta de los agentes económicos individualmente considerados. Lo que realmente existe es la microeconomía (las actividades de los agentes económicos), no la macroeconomía (la Economía Mexicana). Pongo un ejemplo.

Durante el primer trimestre del año el PIB creció, en términos anuales, 2.8 por ciento[1]. Esto, ¿qué quiere decir? Que la producción de bienes y servicios de consumo final (que esa es la producción que mide el PIB), realizada entre todos los agentes económicos que produjeron en el país, entre enero y marzo de este año, resultó 2.8 por ciento mayor que el año pasado, lo cual no quiere decir que todas las producciones, de todos los bienes y servicios, hayan crecido al 2.8 por ciento. Este 2.8 por ciento fue el crecimiento promedio de todas las producciones, resultado de una operación aritmética, promedio que puede no coincidir con la realidad de ningún agente económico en particular.

Para empezar, el PIB se divide en tres grupos de actividades económicas: primarias (agricultura, ganadería, aprovechamiento forestal, pesca) que crecieron 2.7 por ciento; secundarias (industria de la transformación) que aumentaron 1.9 por ciento; terciarias (servicios) que crecieron 3.7 por ciento. Sacamos el promedio y nos da el ya citado 2.8 por ciento. Ninguno de los tres grandes grupos de actividades económicas creció a esa tasa: dos (primarias y secundarias) lo hicieron por debajo (2.7 y 1.9) y el otro (terciaras) lo hizo por arriba (3.7).

Continuará.


[1] Utilizo el dato desestacionalizado.
• Cultura económica • Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus